Menor sobrevive a accidente aéreo en Kentucky y corre a buscar ayuda

Cuatro personas, incluyendo una niña, murieron en la aeronave Piper PA 34, que volaba de Florida a Illinois

Guía de Regalos

Menor sobrevive a accidente aéreo en Kentucky y corre a buscar ayuda
Marty Gutzler y su hija, Piper, murieron en el siniestro.
Foto: Facebook

Miami – Las autoridades federales continúan investigando el accidente de una avioneta que partió desde los Cayos de Florida y se estrelló en el oeste de Kentucky en su ruta hacia Illinois, y en el que fallecieron cuatro personas y sobrevivió una menor de siete años.

De acuerdo a las autoridades de Kentucky, tras el accidente, la menor caminó descalza y herida hasta el hogar de un residente del condado Lyon, a quien le pidió ayuda y reportó el siniestro de la pequeña aeronave Piper PA 34. El residente alertó luego a las autoridades locales sobre el incidente.

La avioneta partió el viernes desde Cayo Oeste, en donde los ocupantes habían pasado las vacaciones de fin de año, y realizó una parada en el aeropuerto de Tallahassee para recargar combustible, tras lo cual continuó hasta su destino final.

De acuerdo a la Administración Federal de Administración (FAD), el piloto de la aeronave reportó problemas técnicos cuando sobrevolaba el oeste del estado, y tras ello perdió contactó con los controladores aéreos.

Dos horas después, las autoridades descubrieron los restos de la pequeña aeronave en una zona boscosa, cercana a un lago, con los cadáveres del piloto y tres ocupantes.

La policía estatal identificó este sábado a los fallecidos como Marty Gutzler, de 49 años, su esposa Kimberly Gutzler, de 45, su hija de 9 años Piper Gutzler, y una prima de la menor, Sierra Wilder, de 14 años; todos ellos originarios de Nashville, Illinois.

A requerimiento de la familia, la identidad de la menor sobreviviente no se ha dado a conocer, informó la policía estatal.

Un vecino de la zona, identificado como Larry Wilkins, indicó a NBC News que la menor, temblorosa y con rastros de sangre, llegó hasta su residencia para pedir ayuda.

De acuerdo con el anciano de 71 años, la niña tocó a la puerta de su casa en el vecindario Buckberry Trail, eso de las 6:30 p.m.

“Estaba sangrando mucho”, narró Wilkins. “Sus piernas estaban sangrando, y su nariz también tenía sangre. Estaba descalza y con una sola media”.

“Ella me dijo que su mamá y su papa estaban muertos, que ella también sufrió el accidente de avión, y que el avión estaba al revés”, continuó describiendo el hombre. “Ella me pregunto si podía quedarse en la casa. Yo le dije: ‘Cariño, ¿qué puedo hacer por ti?. Busqué una sábana y la limpié. Y, por supuesto, llamé 911”.