Caricaturista danés de Mahoma, horrorizado por atentado en Francia

Kurt Westergaard mostró este miércoles su consternación por el atentado contra el semanario francés "Charlie Hebdo"
Caricaturista danés de Mahoma, horrorizado por atentado en Francia
El atentado dejó 12 personas muertas
Foto: EFE

El dibujante danés Kurt Westergaard, autor de una famosa caricatura de Mahoma con un turbante-bomba, mostró este miércoles su consternación por el atentado contra el semanario francés “Charlie Hebdo”, mientras la redacción de “Jyllands-Posten”, que publicó su dibujo en 2005, reforzaba la seguridad de su sede.

Westergaard calificó de “terrorífico” el ataque y afirmó que él y los dibujantes de “Charlie Hebdo” tienen un destino común, en referencia al atentado que sufrió hace cuatro años.

Un somalí residente en Dinamarca, luego condenado a diez años de prisión, entró a hachazos en su casa en Viby, al oeste del país, la noche del 1 de enero de 2010, aunque el dibujante pudo refugiarse en su baño y llamar a la policía.

Westergaard recordó hoy a la televisión pública danesa DR que dos dibujantes del semanario francés, que reprodujo las caricaturas de “Jyllands-Posten”, lo visitaron en su casa hace unos años.

LEA ADEMÁS:

Video exhibe crueldad de ataque contra revista en Francia

Franceses plantan cara al terror bajo el lema “Yo soy Charlie”

Francia: inteso operativo policial en busca de atacantes

“Tienen unos dibujos satíricos muy ácidos y vigilan a las fuerzas autoritarias. Les da igual si son islamistas, católicos o políticos”, afirmó el caricaturista danés, que defendió el derecho a la crítica de “Charlie Hebdo” en una sociedad democrática.

El dibujante, de 79 años, rechazó que el atentado contra “Charlie Hebdo”, en el que murieron al menos doce personas, vaya a provocar un cambio en su situación personal.

“Durante años he dejado el tema de mi seguridad al PET (servicios de inteligencia daneses) y se ha encargado de que viva tranquilo y seguro. Estoy convencido de que seguiré haciéndolo”, afirmó.

Las viñetas de “Jyllands-Posten”, donde Westergaard dejó de trabajar hace cuatro años, provocaron meses después de su publicación fuertes protestas en el mundo islámico, con disturbios en varios países y un boicot comercial a productos daneses.

Este diario ha sufrido varios intentos de atentado en los últimos años, todos abortados por la policía danesa.

La dirección del periódico informó hoy a sus trabajadores en un correo electrónico interno que ha aumentado las medidas de seguridad en sus redacciones en Viby y en Copenhague, según la agencia danesa Ritzau, aunque el diario no ha querido confirmarlo.