Obama pide más protección para consumidores en la Red

Obama pide más protección para  consumidores en la Red
El Presidente quiere más seguridad para datos de los estudiantes
Foto: Shutterstock .

El “hackeo” de las empresas ocasiona pérdidas multimillonarias a la economía y pone en riesgo los datos de los consumidores, por lo que el presidente Barack Obama delineó este lunes una serie de medidas para mejorar la seguridad en internet tanto para los negocios, como el aprendizaje y la conexión entre personas.

Estas medidas incluyen una ley que establezca un solo estándar nacional —no un mosaico de “confusas” leyes estatales— para que los consumidores sepan si su información privada está expuesta a robo o abuso.

Las empresas tendrían un plazo de 30 días para alertar a los consumidores sobre si sus datos personales y número de Seguro Social han sido expuestos por ciberpiratas o empleados descuidados.

Obama respaldó además ampliar el acceso gratuito de los consumidores a sus informes de crédito, para corregir cualquier error y protegerse del fraude financiero.

También pidió que el Congreso apruebe una Carta de Derechos sobre la Privacidad de los Consumidores, para que éstos tengan control sobre la información que recaban las empresas, cómo la usan y la almacenan.

Además, propuso que las empresas protejan la información digital de los estudiantes para que sus datos solo se utilicen con fines educativos y no terminen en listas de mercadeo.

Obama puso como ejemplo una ley estatal de California, que entró en vigor este mes y que prohíbe que las empresas de tecnología educativa vendan información personal de estudiantes o la usen para fines comerciales.

Esa ley estatal protege toda información relacionada con las calificaciones, los archivos médicos y financieros, fotos y demás datos personales de los estudiantes.

El grupo Common Sense Media ayudó a redactar la ley de California, y su fundador, James Steyer, aplaudió el anuncio de Obama, porque “los niños necesitan oportunidades para enriquecer su mente sin temor a que sus datos las exploten comercialmente, o terminen en manos equivocadas”. Para Steyer, Internet es una jungla de plataformas, aplicaciones y programas digitales donde se recaban y almacenan enormes cantidades de datos sensibles de los estudiantes —con escasa protección—, desde sus calificaciones hasta sus expendientes disciplinarios o lo que comen en las cafeterías