Mando Central reactiva cuenta de Twitter tras el ciberataque de ISIS

"Estamos de vuelta" fueron las primeras palabras del Mando Central, tras hackeo del "CyberCaliphate"
Mando Central reactiva cuenta de Twitter tras el ciberataque de ISIS
La cuenta oficial fue hackeada el lunes.
Foto: Twitter

El Mando Central de Estados Unidos (CENTCOM), encargado de las operaciones en Irak y Siria, volvió a última hora del lunes a Twitter tras el ataque informático de un grupo de hackers supuestamente vinculado al Estado Islámico (ISIS).

“Estamos de vuelta” fueron las primeras palabras del Mando Central, tras una jornada en la que sus cuentas en la red social y en Youtube fueron suspendidas tras el ataque de un grupo de piratas informáticos que se hace llamar el “CyberCaliphate”.

La cuenta de Youtube, donde publica los vídeos de la ofensiva contra el ISIS, continúa fuera de servicio.

En los 30 minutos que las cuentas del CENTCOM en Twitter y en Youtube estuvieron expuestas, los hackers publicaron mensajes extremistas y los datos personales de miembros del Pentágono.

El Mando Central asegura que el ataque, que considera “un caso de cibervandalismo”, no tuvo ninguna consecuencia en las operaciones militares ni se publicó información reservada.

El grupo de hackers trastocó toda la cuenta de Twitter del Mando Central y cambió la foto de perfil por la de una persona con el rostro cubierto con una kufiya, el pañuelo tradicional árabe, y la bandera utilizada por el ISIS.

Durante varios minutos, la cuenta del Mando Central llegó a rezar en grandes letras y fondo negro “Te amo ISIS”, antes de que el Pentágono decidiera suspenderla.

Funcionarios del Pentágono reconocieron en los primeros momentos que “claramente” la cuenta de Twitter del Mando Central (@CENTCOM) estaba siendo pirateada.

En un comunicado, el Mando Central confirmó el ataque en sus cuentas de Twitter y YouTube y aseguró que están tomando “las medidas apropiadas” para responder al ataque.

Los hackers comenzaron publicando amenazas a los soldados de EEUU: “Soldados estadounidenses, vamos por ustedes, vigilen sus espaldas”, aseguró uno de los mensajes, firmado por ISIS, el acrónimo del Estado Islámico por sus siglas en inglés.

Sabemos todo sobre ustedes, sobre sus esposas, sus hijos”, amenazaba uno de los mensajes.

Además, los piratas informáticos publicaron una lista de direcciones, números de teléfonos y nombres de generales, soldados del Mando Central (con sede en Florida, EEUU), y militares retirados con información privada.

Entre la información filtrada, se encuentran las direcciones de trabajo y números de teléfonos (algunos supuestamente ya dados de baja) de la cúpula militar estadounidense, entre ellos el jefe del Estado Mayor Conjunto, el general Martin Dempsey.

“El ‘CiberCalifato’, bajo los auspicios del ISIS, continúa su ‘CiberYihad‘. Mientras Estados Unidos y sus satélites asesinan a nuestros hermanos en Siria, Irak y Afganistán, nosotros ingresamos en sus redes y aparatos personales y sabemos todo sobre ustedes”, indicó otro de los mensajes.

“ISIS está aquí, en sus PC, en cada base militar. Con el permiso de Alá estamos ahora en el CENTCOM”, continuó

Otros tuits muestran supuestos escenarios por posibles crisis militares con China y Corea del Norte, aunque en un principio la información parece no ser más que un resumen general de las capacidades militares de estos dos países.

La cuenta de YouTube del Mando Central, donde el Pentágono publica los vídeos de sus bombardeos contra posiciones del Estado Islámico en Irak y Siria, también sufrió un ataque similar de manera simultánea.

Antes de ser suspendida, la cuenta de Youtube mostró vídeos islamistas entre los que se encontraba el de “Flames of War”, una pieza audiovisual propagandística de los extremistas suníes en el que se amenaza a Estados Unidos y se muestran imágenes de ejecuciones sumarias.