Respaldan eliminación total del confinamiento solitario de menores

Junta de Correccionales de la Ciudad
Respaldan eliminación total del confinamiento solitario de menores
El activista Johny Pérez narró a El Diario su experiencia en el confinamiento solitario.
Foto: Mariela Lombard / El Diario

Nueva York- “Lloré mucho, recé mucho, reflexioné sobre mi vida, tenía rabia y me preguntaba cómo era que había caído en esa caja dentro de otra caja”, así describió Johnny Pérez (35), los tres años que pasó en confinamiento solitario durante los 13 años que estuvo en prisión pagando una condena por robo a mano armada.

Pérez, de origen cubano, creció en Miami y llegó a Nueva York cuando tenía 11 años. “En la ciudad empezaron las malas amistades como a los 13 o 14 años… comenzamos robando carros y fumaba mucha marihuana. Después tenía un arma… y fue cuando caí preso, tenía 21 años en ese momento”, relató en entrevista con El Diario.

Pérez, quien quedó en libertad en septiembre del 2013, ahora trabaja con el Centro de Justicia Urbana y es uno de los activistas que lucha por la eliminación definitiva del confinamiento solitario que recibió un espaldarazo este martes luego de que la Junta de Correccionales de la Ciudad aprobara por unanimidad de 7 a 0 la eliminación de la práctica para todos los reclusos juveniles hasta los 21 años.

La decisión fue respaldada por el comisionado de correccionales, Joseph Ponte, y entraría en vigor en enero del 2016 dependiendo de la obtención de los fondos para los oficiales adicionales y los miembros del personal clínico requeridos. La medida pondría a Rikers Island a la vanguardia en el tema de reforma carcelaria que se adelanta a nivel nacional.

Al respecto el alcalde Bill de Blasio dijo que, “durante años, la ciudad de Nueva York ha encarcelado gente sin proveerle programas y tratamiento adecuados para cambiar su forma de pensar y su comportamiento”, y agregó que, “bajo el liderazgo del Comisionado Ponte, hemos terminado la excesiva dependencia del Departamento de Correccionales en la segregación punitiva, hemos comenzado a ofrecer opciones mejoradas de tratamiento y estamos llevando a cabo prácticas que conducirán a un sistema más seguro y más humano“.


Lee también:

Fin de confinamiento solitario de menores en Rikers Island es un hecho

Fiscales Federales demandan a NYC por violencia en Rikers Island


“Ese tiempo en la caja [confinamiento solitario] es como pagar doble tiempo de condena, a veces hablaba solo para escuchar la voz de alguien aunque fuera la mía propia…a veces uno piensa que puede perder la razón”, comentó Pérez. “Me sentía mal porque mi mamá me trajo para que progresara y ahora yo estaba allí encerrado”.

Así recuerda el hoy activista los periodos en que fue castigado con el confinamiento solitario, en total fue recluido 3 veces durante los 13 años que pasó en prisión, su periodo más largo “en la caja” fue de 11 meses. Inicialmente fue recluido en Rikers Island y después fue trasladado a varias prisiones de Upstate hasta que completó la condena.

El Departamento de Correccionales ha sido criticado fuertemente en el último año después de las revelaciones sobre brutalidad y negligencia contra los internos. De hecho, la oficina del Fiscal Federal del Distrito Sur en Manhattan demandó penalmente a la Ciudad para que mejore el tratamiento de los reclusos adolescentes.

Frente al escrutinio, la Ciudad ha proporcionado millones de dólares para mejorar la dotación de personal y los programas para los reclusos. También eliminó recientemente el uso del aislamiento solitario para los menores de 16 y 17 años.

Hasta este martes la administración del alcalde Bill de Blasio, respaldado por el poderoso sindicato de funcionarios de prisiones, había encontrado oposición frente a cualquier esfuerzo por reducir el confinamiento solitario para los reclusos en otro rango de edades diferente a los menores de entre 16 y 17 años.

Incluso las cárceles más innovadoras del país utilizan el régimen de aislamiento como castigo para los reclusos mayores de 18 años, dijo Christine Herrman, directora del Proyecto de Reducción de la segregación del Instituto Vera de Justicia.

“Nunca he oído hablar que esto ocurra en otro lugar”, dijo Herman, refiriéndose al plan de la ciudad de Nueva York. “Definitivamente sería una innovación”, agregó.

Por su parte, Jennifer J. Parish, Directora de Justicia Criminal del Proyecto de Salud del Centro de Justicia Urbana, que ha estado abogando por la eliminación total de las 23 horas de confinamiento solitario, dijo a través de un comunicado que, “la decisión de la Junta de Correccionales para poner fin a la incomunicación de las personas con discapacidades mentales y físicas graves de 21 y menores es un avance significativo en la reforma de las cárceles de nuestra ciudad”.

Parish agregó que “el trauma psicológico profundo que el aislamiento causa en el desarrollo de los cerebro de los jóvenes es una tragedia que debería haber sido detenida hace décadas”.

Para Pérez, quien está recuperando su vida y adaptándose a la libertad lo más importante es que ha podido restablecer la relación con su hija Jeanice (13), y sus días se ocupan en seguir trabajando para mejorar ese mundo en el que pasó más de una década de su vida. “Todo es nuevo cuando estas otra vez en la calle, pero estoy complacido de que hay una nueva dirección en el sistema carcelario, especialmente para la población de internos con problemas mentales que tanto lo necesita”, concluyó.