¿Qué cambia desde hoy con el “desembargo” a Cuba?

Desde este viernes se facilita un aumento de viajes autorizados en 12 categorías, del envío de remesas e intercambio de comercio

¿Qué cambia desde hoy con el “desembargo” a Cuba?
Vendedor de alimentos en La Habana.
Foto: EFE

Desde hoy, las históricas restricciones que gobiernan las relaciones entre Cuba y EEUU se relajan para abrir una nueva era económica y comercial entre los dos países. Para empezar, a partir de este virenes será más fácil viajar a la isla, aunque el país sigue cerrado al turismo estadounidense.

¿Qué cambia exactamente?

  • Los viajeros ya no necesitarán licencias especiales para las 12 categorías de desplazamientos autorizados (ver recuadro). Si se está dentro de estas categorías no se necesita solicitar permiso especial y las aerolíneas y agencias de viaje podrán proveer servicios a Cuba sin permisos específicos. Una vez en la isla, quienes estén allí podrán gastar dinero sin restricciones como antes, viajar por el país y comprar productos para su consumo durante el viaje. Para todo ello podrán usar sus tarjetas de crédito y débito. Con este dinero podrán traer regalos valorados hasta un máximo de $400 (no para comerciar), de esa suma hasta $100 se pueden dedicar a comprar el preciado tabaco y alcohol cubano.
  • Se abre el mercado para las aseguradoras. Antes se permitían seguros de salud, vida o de viaje a los pasajeros autorizados, pero ahora las aseguradoras podrán extender su mercado a personas de terceros países que quieren visitar la isla.
    • Para facilitar las transacciones autorizadas, las entidades de depósito americanas (bancos) pueden abrir y mantener relaciones con entidades en Cuba. Podrán contar con vendedores que quieran procesar ventas con tarjetas (de crédito) para operaciones autorizadas. Es algo que permitirá mejorar la eficiencia y rapidez de los pagos entre los dos países.
      • Si un residente en EEUU quiere mandar dinero a un familiar o amigo, que no sea miembro del Gobierno cubano o del Partido Comunista, puede hacer el cheque por un valor máximo de $2,000 por trimestre en vez de los $500 anteriores. Los envíos de dinero para proyectos humanitarios, apoyo a los cubanos o desarrollo de negocios privados, incluidas las granjas pequeñas, no tienen un máximo. Para servir de intermediario en estas remesas no hará falta una licencia específica.
        • Se facilitará el establecimiento de telecomunicaciones comerciales entre Cuba y terceros países además de dentro de la propia isla. Se abrirá la exportación de productos y servicios de internet que mejoren estas comunicaciones sin licencia para ello. Las ventas de hardware y las donaciones no requerirán licencias especiales.
          • Quedan autorizados proyectos de microfinanciación empresariales además de entrenamiento empresarial para negocios privados. Además EEUU abre su mercado a las importaciones de empresarios independientes que produzcan bienes y servicios incluidos en una lista que el Departamento de Estado aún tiene que publicar. También se facilita la financiación del comercio internacional. Se expanden los bienes que se pueden exportar. El requsito es que sirvan para ayudar a los cubanos a mejorar sus condiciones de vida, apoyar una actividad económica independiente o mejorar la sociedad civil. Materiales de construcción, herramientas, material agrícola…. son bienvenidos.
            • En cuanto a relaciones trilaterales,l os barcos de bandera extranjera que hayan hecho operaciones comerciales en Cuba ya pueden entrar en EEUU con una licencia general. Además desde Washington se autorizará que se desbloqueen las cuentas de cubanos que estén permanentemente fuera de Cuba y las empresas americanas (en o fuera del territorio nacional) podrán proveer de bienes y servicios a cubanos que estén fuera de la isla, siempre y cuando no estén relacionados con actividades comerciales con el país.
            • Visitas a familias, negocios oficiales del Gobierno, gobiernos extranjeros y ciertas organizaciones intergubernamentales, por razones de información (periodistas) investigación profesional, citas deportivas, actividades educativas y religiosas, actuaciones artísticas públicas, competiciones atléticas, exposiciones, apoyo a los cubanos, proyectos humanitarios, actividades de fundaciones privadas o investigaciones en institutos educativos, exportación, importaciones.