Rosie Pérez: imágenes y sabiduría

@LJCartagena

El estereotipo de la mujer latina que la caracteriza más hacia una imagen de belleza y sexualidad y menos hacia inteligencia y sabiduría existe en cada profesión. En el trabajo hay manifestaciones de ambos extremos sea el acoso sexual y discriminación abierta hasta el discrimen sutil e indiferencia. Leyes existen para enfrentar estos abusos y asegurar que la mujer latina sea juzgada por mérito en cualquier decisión que afectaría su carrera.

Hoy día se habla mucho de una sociedad norteamericana post-racial, es decir, un ambiente en el país donde los peores episodios de discriminación contra latinos y afroamericanos son de tiempos de antes —de cuando los televisores eran de blanco y negro.

La elección en dos repetidas ocasiones del presidente Barack Obama simboliza esta llegada a una época sofisticada. Aparte del hecho que los ataques raciales contra inmigrantes latinos y el acoso sexual de la trabajadora latina parecen no tener fin en esta época moderna, cualquier análisis del estereotipo dañino que existe hoy día tiene que profundizar sobre el racismo implícito que todavía existe en los cerebros de los dueños de empresas.

En este sentido lo que está ocurriendo recientemente con la actriz y activista puertorriqueña Rosie Pérez en el programa televisivo “The View” refleja la trayectoria de muchas mujeres latinas en empleos profesionales.

Recientemente, Rosie Pérez ha sido sujeta a críticas anónimas de personas con acceso a la gerencia del programa que cuestionan su sabiduría. Hablamos aquí de una actriz decorada, nominada por un “Oscar”, directora de películas, miembro de una comisión presidencial que combate el HIV/SIDA, y activista comunitaria.

Es decir una mujer con logros substanciales que rompió una barrera de catorce años en ser la primera latina en “The View”.

Aún con la explosión demográfica de latinos en este país todavía hay barreras para romper en la televisión y en Hollywood. Por ejemplo en más de 39 años del programa, “Saturday Night Live”, producido en esta urbe donde latinos son el grupo étnico más grande en la ciudad más grande del país, nunca han tenido un comediante latino en su elenco. Por cada logro en Hollywood de personas como el director Alfonso Cuarón, hay múltiples barreras para romper.

Un análisis del año pasado confirmó que en Hollywood no más de 5% de los actores eran latinos cuando el público latino compró más de 25% de taquillas de cine. La autora Clara Rodríguez señaló en su libro sobre latinos en Hollywood que los personajes latinos son erotizados y si son personajes de mujeres latinas la atracción se basa más en sus cuerpos que en su inteligencia o sus logros