Miles de vuelos son cancelados por segundo día

Los viajeros aéreos enfrentan esta semana un caos por la tormenta invernal Juno que azota al noreste del país
Miles de vuelos son cancelados por segundo día
Más de 6,000 vuelos fueron cancelados en dos días
Foto: EFE

La primera tormenta de nieve de 2015 provocó la cancelación de más de 7,500 vuelos desde ayer y hasta mañana miércoles, lo que causó una reacción en cadena en decenas de aeropuertos del país y dejó varados a decenas de miles de viajeros.

Debido a la tormenta invernal Juno en el noreste de EEUU, que en algunos sitios de la región de Nueva Inglaterra dejó hasta 30 pulgadas de nieve, las autoridades cancelaron o retrasaron la mayoría de los vuelos desde y hacia los aeropuertos de Nueva York, Nueva Jersey, Boston (Massachusetts), Filadelfia (Pensilvania) y otras zonas afectadas.

Según la página web FlightAware, la cancelación o retraso de buena parte de los vuelos ha afectado a todos los aeropuertos y aerolíneas nacionales e internacionales que tienen vuelos desde y hacia las ciudades más golpeadas por la tormenta.

Entre los aeropuertos nacionales afectados figuran los de San Francisco, Los Angeles, Chicago, Miami, y Washington D.C, mientras que entre los internacionales están los de Londres, Toronto, Barcelona, Madrid, México, y Sao Paulo, entre otros.

Aunque la tormenta ha sido degradada, y los negocios, escuelas y gobiernos locales y estatales intentan volver a la normalidad, en la blogósfera cunden las quejas por vacaciones canceladas y el caos que impera para restablecer los vuelos o reembolsar a los viajeros afectados.

En Nueva York, en el Aeropuerto Internacional John F. Kennedy (JFK) unos 362 vuelos fueron cancelados (68%), mientras que en la Costa Oeste, aunque sin nieve, el impacto de la tormenta también se sintió con más de 100 vuelos cancelados en el Aeropuerto Internacional de Los Ángeles (LAX), 55 salidas y 55 arribos.

La mayoría de las principales aerolíneas del país ha dicho que harán exenciones para no cobrar multas a los viajeros por el cambio de fechas y pasajes.

Pero eso es magro consuelo para los miles de turistas que ya tenían programadas sus vacaciones y que no podrán obtener reembolso o evitar cargos por la cancelación de reservas en los hoteles.

Además, si las demoras o cancelaciones de vuelo se deben al mal tiempo, pocas aerolíneas cubren el costo del hotel para quienes se quedan varados.