Para los latinos, la recuperación económica es más lenta

Hay avances, pero su escalera para subir a la clase media es más empinada
Para los latinos, la recuperación económica es más lenta
Obama pidió al congreso más beneficios para las familias trabajadoras.
Foto: Aurelia Ventura / La Opinión

Washington.- Mientras se agudizan las pugnas partidistas sobre cómo mitigar la desigualdad económica, aun cuando los latinos han registrado importantes avances sociales en los últimos años todavía siguen a la zaga en la recuperación económica tras los embates de la “Gran Recesión” de 2007.

“El estado actual de los latinos definitivamente ha mejorado respecto a años anteriores: hay más graduados de secundaria, más ingreso a las universidades, más acceso al cuidado de salud y, por supuesto, una menor amenaza de la deportación para casi la mitad de la población indocumentada”, explica Vanessa Cárdenas, vicepresidenta del programa “Progreso 2050” del Centro para el Progreso Estadounidense (CAP).

Sin embargo, agrega Cárdenas, “hace falta consolidar estos avances y promover los tipos de medidas anunciadas por el presidente Obama”.

En su reciente discurso ante el Congreso, el presidente Barack Obama afirmó que el “Estado de la Unión” es “fuerte”, y retó a los legisladores de la 114 sesión legislativa a que adopten medidas que favorezcan a las familias trabajadoras.

“Como la minoría de mayor crecimiento en EEUU, necesitamos una escalera de promoción social fortalecida para entrar a la clase media y seguir apoyando a la nación”, sostiene Cárdenas.

LEE TAMBIÉN:

California, Florida y Nueva York, entre los más afectados por desigualdad económica

Janet Murguía, presidenta del Consejo Nacional de la Raza (NCLR) lamenta que “muchas familias latinas aún no sienten el beneficio pleno de la recuperación económica”.

A continuación, un vistazo a la situación actual y retos de los 54 millones de latinos en EEUU, en base a datos de CAP, NCLR y el Centro de Investigación Pew:

Señales de la recuperación están en todas partes: un crecimiento económico del 5% en el último trimestre de 2014, y la creación de al menos 200,000 empleos cada mes en los últimos once meses, entre otras.

Sin embargo, persiste y aumenta la desigualdad económica y la ansiedad por el bienestar futuro, según informes recientes: La tasa de desempleo entre los hispanos es del 6.5%, su mejor nivel desde 2008, pero superior a la tasa nacional del 5.6%.

En el Congreso, no hay consenso sobre una plétora de medidas económicas, incluyendo un aumento al salario mínimo, una reforma tributaria, o la extensión de los créditos tributarios para familias con hijos menores de cinco años.

Sin esa extensión, millones de familias latinas caerían en la pobreza, que en 2013 fue del 23.5% entre los hispanos, una leve mejoría respecto al 25.6% en 2012.

Los alivios migratorios anunciados por Obama protegerán temporalmente de la deportación hasta cinco millones de indocumentados, dos tercios de los cuales provienen de México.

Grupos pro-inmigrantes aseguran que la meta sigue siendo que el Congreso apruebe de una vez una reforma migratoria integral que permita la legalización de todos los 11.5 millones de indocumentados, la mayoría de ellos de origen latino.

En 2012, el 73% de los latinos logró graduarse de secundaria, en comparación con el 61% en 1993. Mientras, la proporción de latinos matriculados en una universidad aumentó en un 24% entre 2009 y 2010.

Sin embargo, los latinos en primaria siguen a la zaga en los exámenes de lectura y matemáticas, y sólo el 51.9% de los matriculados en universidad completan su licenciatura en un plazo de seis años.

El alto costo de la educación superior es una de las trabas que enfrentan los hispanos, pero la propuesta de Obama de otorgar dos años de matrícula gratuita en colegios universitarios ha caído en oídos sordos en el Congreso.

Cerca de siete millones de personas en general han comprado un seguro médico a través de “Obamacare”, lo que ha reducido significativamente la tasa de hispanos sin un plan de salud.

Se calcula que cerca de 2.6 millones de latinos han adquirido cobertura médica desde 2013, reduciendo en un 8% la tasa de personas sin seguro entre esta minoría.

La falta de seguro afecta al 25% de la comunidad latina, en comparación con el promedio nacional del 10%. Entre los niños latinos, la tasa sin seguro fue del 11,5% en 2013, en comparación con el 7.1% entre todos los niños en EEUU.

Los partidarios de “Obamacare” – bajo ataque republicano- esperan que una expansión de programas como “Medicaid” ayude a reducir la brecha de cobertura entre latinos de bajos ingresos.