Katy Perry fue “el jugador” más veloz en el Super Bowl

La cantante hizo cuatro cambios de ropa en 13 minutos

Katy Perry fue “el jugador” más veloz en el Super Bowl
Katy se anotó un "touchdown" en el gran Tazón.
Foto: Getty Images

MÉXICO, DF 1Feb.-Cuatro cambios en 13 minutos hicieron que Katy Perry se coronara ayer en el show de medio tiempo del Super Bowl como una de las estrellas más rápidas en este rubro en espectáculos.

Ataviada por diseños fantasiosos y coloridos salidos de la mente del creador británico Jeremy Scott, un habitual colaborador, Katy hizo gala de su velocidad aunque a veces su silueta perdió forma, en algunos cambios, por traer la ropa acomodada capa sobre capa.

Empezó con un vestido de flamas, amarillo con rojo, corto, donde se lució arriba de un tigre mecánico para entonar su éxito “Roar“.

Siguió con un coqueto vestido con cortes geométricos en colores primarios con minifalda, para luego cambiarse por una chamarra tipo jersey con el número 49, emulando al número de Super Bowl, en chaquira negra, que fue bastante criticado en las redes sociales porque la hacía ver sin forma.

Sin embargo, para volar por los aires en el número final, se decidió por un vestido tipo columna, asimétrico, con un hombro y gran apertura en la pierna que enmarcaba su figura y mostraba sus extremidades. Esta prenda estaba trabajada en chaquiras y lentejuelas, que algunos cibernautas calificaron como sacado de “Fantasías Miguel”.

Mención especial para su maquillaje y peinado, una cola tipo 60 y base perfecta enmarcada por el lipstick de Cover GirlSeduce Scarlett”, que le aguantó sin correrse los 13 minutos del show.

En su intervención, Lenny Kravitz lució un malla metálica sobre su torso, chamarra rockera y jeans desgastados, además de sus clásicos lentes.

Missy Elliot, en negro y metálicos, lució un look muy urbano con toques de rap y pantalones anchos.

La cantante quedó tan satisfecha con su actuación por el emblemático evento que se hizo un tatuaje para no olvidar la experiencia. Así, subió a Instagram una foto mientras le tatuaban, a la que acompañó con el comentario: “Pensé que sería apropiado dibujar sangre esta noche… XLIX”.

Tras esto, publicó otra imagen, un primer plano de su dedo con el 49 en números romanos: XLI.

Katy, de 30 años, comenzó el show de 12 minutos con su sencillo ‘Roar’ y que incluyó además varias de sus canciones más famosas, como ‘Dark Horse‘ -que interpretó acompañada por un coro de bailarines vestidos de centauros- o ‘I Kissed a Girl’, que reinterpretó a dúo con Lenny Kravitz.

Katy también contó con el respaldo de la rapera Missy Elliott para cantar los temas ‘Get Ur Freak on’, ‘Work it’ y ‘Lose Control’. La cantante, que protagonizó cuatro cambios de vestuario durante la actuación, puso el broche de oro a la velada interpretando su sencillo ‘Firework’ sobre una plataforma con forma de estrella fugaz que se elevó sobre el público congregado en el estadio.