Movilidad autónoma de Ford sigue en franco avance

La automotriz continúa sus experimentos para llegar a un vehículo autónomo
Movilidad autónoma de Ford sigue en franco avance
Ford realiza prueba de un Fusion Híbrido autónomo.
Foto: Ford

Un Ford Fusion Híbrido de investigación y totalmente autónomo, está en fase de pruebas y en la ruta. El vehículo utiliza la misma tecnología semi-autónoma que los vehículos de Ford tienen hoy, con la adición de cuatro sensores “LiDAR” para generar un mapa en tiempo real en 3D del entorno que lo rodea.

“Ya estamos en la fabricación y venta de vehículos semi-autónomos que utilizan software y sensores para dirigir en los dos espacios de estacionamiento en paralelo y perpendicular, ajustar la velocidad basado en el flujo de tráfico o aplicar los frenos en caso de emergencia”, explicó Raj Nair, director técnico y vicepresidente del grupo de Desarrollo Global de Productos.

El vehículo puede detectar objetos a su alrededor utilizando los sensores “LiDAR” y algoritmos avanzados para ayudar al conductor a predecir dónde los vehículos y los peatones pueden moverse.

“Nuestra prioridad no está en hacer afirmaciones de marketing o estar en una carrera por el primer vehículo autónomo en el camino -aseguró Nair-. Nuestra prioridad es hacer que el primer vehículo autónomo de Ford sea accesible a las masas, con la consiguiente mejora en las vidas de nuestros clientes”.

“Algo que es cierto es que habrá un vehículo autónomo de Ford en el futuro, y queremos uno en el camino para finales de la década. Estos vehículos autónomos serán comunes y socialmente aceptados en las ciudades del futuro“, agregó.

Las características del vehículo semi-autónomo de Ford están disponibles en la actualidad, y entre ellas se incluyen el mantenimiento de ayuda del carril, control de crucero adaptado, asistencia de pre-colisión con detección de peatones y asistencia de estacionamiento activa con el sistema de “Traffic Jam Assist”.

Otro de los experimentos de movilidad de Ford, es la búsqueda autónoma de estacionamiento. Esta prueba, realizado con Georgia Tech, aprovecha la ayuda de sensores al conductor que la mayoría de los vehículos Ford ya tienen, incluyendo sonar y radar.

Los sensores detectan y buscan plazas de estacionamiento disponibles y mientras el conductor busca lugares alrededor de la ciudad, comparte la información con una base de datos “cloud” para que otros conductores pueden acceder a la misma.

El sistema hace que sea más fácil para un conductor localizar un lugar abierto, reservarlo y dirigirse hasta el espacio. Esto acorta el tiempo de búsqueda y ayuda a reducir el consumo de combustible y las emisiones de dióxido de carbono.

Ford también destacó los vehículos semi-autónomos que tiene sobre el camino hoy y vehículos totalmente autónomos actualmente en desarrollo para el futuro.

“Henry Ford nos enseñó hace mucho tiempo, que un buen negocio hace excelentes productos y gana un retorno saludable. Un gran negocio hace todo eso mientras que logra crear un mundo mejor. Eso es lo que nos hace conducir cada día para lograrlo”, señaló Fields.

La conducción autónoma aliviará la presión y el estrés en situaciones de conducción generalmente consideradas tediosas, como en atascos, en los núcleos urbanos o en los viajes largos.

El vehículo del futuro será más que meramente un medio de transporte, más bien se convertirá en un área variable y privada de retiro, en el cada vez más denso tráfico urbano.