¿Puede Cuba integrarse más a la pelota caribeña?

Su triunfo en Puerto Rico le da mayor impulso, pero estiman que le tomará algunos años
¿Puede Cuba integrarse más a la pelota caribeña?
El equipo cubano fue el tema central de la Serie del Caribe 2015 al coronarse en San Juan. Se vislumbra una mayor integración regional en el diamante.

San Juan, PUERTO RICO – Si bien el triunfo de Cuba en la Serie del Caribe envía un mensaje a los miembros de la confederación de béisbol de esa región de que tienen el nivel para jugar en la llamada pequeña serie mundial latinoamericana, el logro por sí solo no abrirá la compuerta para mayores cambios en pelota de la isla, que concluyan en su incorporación como miembro en propiedad de la confederación.

Que Cuba pase de ser invitado a miembro de la Confederación de Béisbol del Caribe, es un paso necesario si deseamos ver de nuevo una Serie del Caribe en un estadio de la mayor de las Antillas.

LA COBERTURA DE LA SERIE DEL CARIBE 2015

“Se están haciendo muchas cosas. Se le está dando más libertad a los peloteros para jugar en México, Japón, Corea y eso (el campeonato alcanzado por Cuba en la Serie del Caribe) puede ayudar a que haya más apertura”, comentó Lino Rivera, ex lanzador puertorriqueño y dirigente de varias novenas en las ligas de México y Puerto Rico.

Ciertamente, el panorama luce distinto y la posibilidad de un clásico caribeño en suelo cubano ya no parece tan remota.

“Con la inclusión de Cuba desde el año pasado todos los aspectos van a mejorar. Solamente esperamos que Cuba entre con pleno derecho para ser miembro de nuestra Confederación y que venga a formar parte de esta hermandad y podamos ir a Cuba a una Serie”, comentó Óscar Prieto, presidente de la Liga Venezolana de Béisbol Profesional. “Yo creo que eso era lo que le faltaba a la Serie para mejorar”.

Cuba participa en la Serie del Caribe como país invitado desde la edición 2014 celebrada en la Isla de Margarita, Venezuela. Allí, el conjunto de Villa Clara terminó último con récord de 1-3. A la edición de este año que se llevó a cabo en la capital puertorriqueña, asistieron los Vegueros de Pinar del Río, que contra todo pronóstico se alzaron con la corona.

Fue el octavo título alcanzado por un equipo cubano en esta competencia y el primero después que los Elefantes de Cienfuegos se coronaron en 1960.

En las expresiones de Prieto quedó claro que la apertura, el cambio en la relación con los Estados Unidos es fundamental para que Cuba pueda ser miembro y montar una Serie del Caribe.

“Ellos tienen que abrirse. Cuando ellos se abran, que ya no haya problemas de boicot con los Estados Unidos, pudiéramos pensar que la federación cubana con su estructura actual, que estoy seguro que no va a cambiar, pudiera ser miembro en pleno de la Confederación y pudiera estar en pleno derecho montando Series”, agregó Prieto.

“La posibilidad de una Serie del Caribe en Cuba está supeditada única y exclusivamente a que sean miembros de derecho como nosotros. Yo podría dar una fecha. Yo creo que la fecha va a ser alrededor del año 21 o el 22”, estimó Prieto.

Al pendiente de nuevos avances

En enero pasado, el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, anunció la reanudación de relaciones diplomáticas entre Washington y La Habana, lo que generó gran expectativa en el ámbito beisbolero, ya que podríamos estar a las puertas de una nueva relación entre las Grandes Ligas (MLB, por sus siglas en inglés) y las autoridades que rigen la pelota en la isla.

Ante este nuevo panorama la asociación de jugadores de Grandes Ligas dijo estar vigilante y así lo dejó saber en su momento a través de un comunicado: “Vamos a ver de cerca la situación, ya que continúa desarrollándose, y mantener la esperanza de que el anuncio dará lugar a una evolución positiva”.

Igualmente, MLB ha señalado que está siguiendo de cerca el anuncio de la Casa Blanca sobre las relaciones cubano-estadounidenses.

“Si bien no hay datos suficientes para hacer una evaluación realista, vamos a seguir para realizar un seguimiento de este tema importante, y vamos a mantener a nuestros clubes informados si este cambio de dirección puede afectar la manera en que se llevan a cabo negociaciones en temas relacionados con Cuba”, indicó.