Hermano de exgobernador de Guerrero amanece en prisión

Carlos Mateo Aguirre Rivera es acusado por la fiscalía de peculado y lavadao de dinero
Sigue a El Diario NY en Facebook
Hermano de exgobernador de Guerrero amanece en prisión
Fue detenido la noche del martes por la Polcía Federal.
Foto: Imagen tomada de video

Carlos Mateo Aguirre Rivera, hermano del ex gobernador de Guerrero, Ángel Aguirre, así como su sobrino Luis Ángel Aguirre, amanecieron este miércoles en el penal de alta seguridad del Altiplano, acusados de desviar dinero del presupuesto público a sus cuentas personales por alrededor de 25 millones de dólares.

Es el primer caso que la Procuraduría General de la República (PGR) logra documentar ante el juez los malos comportamientos de un alto funcionario guerrerense.

Mateo Aguirre y su pariente presuntamente recibieron los depósitos millonarios a través de tres empresas con las que no tenían ninguna relación comercial ni corporativa, explicó el director de la Agencia de Investigación Criminal, Tomás Zerón. “Esto quedó acreditado”, dijo en conferencia de prensa.

Las empresas “fachada” Constructora Travesa, Comercializadora 2003 y Comercializadora Topacio eran operadas por cuatro ex funcionarios que también fueron detenidos y consignados por la PGR.

Entre enero de 2011 y septiembre de 2014, los acusados aparentemente desviaron los fondos “hasta hoy detectados” de las paraestatales Comisión Federal de Electricidad y Banobras.

Posteriormente, su hermano salió de la gubernatura acusado por la opinión pública de encubrir, tolerar y hasta fomentar la presencia del crimen organizado que sumergió a la entidad en el caos del tráfico, producción y consumo de droga y en la crisis de derechos humanos que llevó a la desaparición de 43 estudiantes de la normal rural Isidro Burgos de Ayotzinapa, el 26 de septiembre pasado.

Ángel Aguirre mantuvo a Carlos Mateo, un ingeniero mecánico de profesión, siempre cerca. Últimamente como “coordinador de asesores” y previamente como un duro coordinador ejecutivo capaz de desalojar protestas a balazos como ocurrió en la autopista del sol en diciembre de 2011 donde murieron dos estudiantes, también de Ayotzinapa.