El Valle Central recibe apoyo para desarrollo económico

La Lombriz Solidaria es un blog para las comunidades latinas en California
Sigue a El Diario NY en Facebook
El Valle Central recibe apoyo para desarrollo económico
Cosechando maíz de manera mecánica en el Valle Central.
Foto: Eduardo Stanley

Esta semana se realizó un pequeño evento y la tradicional conferencia de prensa para anunciar que varios condados del sur del Valle Central recibirán apoyo para promover el desarrollo económico, incluyendo promoción internacional de productos locales.

Este es un proyecto nacional llamado Brookings Global Cities Initiative Exchange y Fresno fue seleccionada junto a Baltimore, Houston, Philadelphia, Salt Lake City, Seattle, Missouri y Kansas City.

Con Fresno trabajarán representantes del condado de Fresno y de otros condados vecinos, como Madera y Tulare.

Básicamente, el proyecto consiste en crear una red de comunidades para intercambiar ideas y experiencias para el desarrollo de estrategias destinadas a mejorar las exportaciones y atraer inversiones.

Autoridades de Fresno solicitaron participar en este proyecto y fue aceptada por el Instituto Brookings, de Washington, D.C., encargado del proyecto, que también cuenta con el apoyo de JPMorgan Chase.

El proyecto tiene un presupuesto de $10 millones de dólares y dura cuatro años.

Varios políticos —cuándo no— aprovecharon las cámaras para promocionarse como impulsores de la economía local, pero las estadísticas no coinciden con esa auto-promoción.

Es que el proyecto tiene ciertas limitaciones que a pesar de algunas virtudes no puede ser visto como una solución radical a los problemas que afectan el Valle Central.

Es que este proyecto estará dedicado a promover productos agrícolas, mismos que tienen ya un amplio mercado en Europa y el resto del mundo. Por su puesto, hacer este mercado más amplio no es mala idea, pero no se habla de crear nuevos empleos y de mejorar la calidad de vida de los trabajadores.

En 2012, el reporte agrícola del condado de Fresno (http://www.co.fresno.ca.us/WorkArea/DownloadAsset.aspx?id=55145) destaca que la producción total generó $6.5 billones de dólares. Al mismo tiempo, quienes producen esa riqueza trabajando en los campos de cultivo, están entre los más pobres del país.

Según datos de 2009, el 30.4 por ciento de la población de Fresno vive bajo el nivel de pobreza (http://www.city-data.com/poverty/poverty-Fresno-California.html). Comparativamente, a nivel estatal, solo el 19.1 de la población vive bajo ese nivel.

Que Fresno venda unas toneladas más de pistachios o almendras solo significa que los agricultores respectivos recibirán más dinero. Los trabajadores, nada.

Cómo puede justificarse tanto dinero en ganancias conviviendo con tanta miseria? Y la palabra miseria implica más que bajos ingresos económicos. Porque también hay miseria cultural, educativa, familiar.

Una mejor distribución de esas ganancias permitiría un mayor crecimiento social, mismo que contribuiría a un mejor desarrollo económico gracias al aumento del consumo interno. Esto, a su vez, posibilitaría la expansión de negocios y creación de muchos más.

Lamentablemente, las clases dominantes no quieren ni escuchar de algo así. Creen que lo que sus ingresos es gracias a sus propias capacidades y no debido al (mal pagado) trabajo ajeno. Una mejor distribución de las ganancias, por ejemplo por medio de impuestos adicionales, posibilitaría la creación de parques, centros comunitarios, entrenamientos y preparación preuniversitaria, clases de inglés, etc.

El aumento de los salarios agrícolas permitiría que las familias campesinas vivan mejor y puedan educar a sus hijos.

Mientras tanto, los políticos de la ciudad de Fresno y del condado del mismo nombre, se felicitan frente a las cámaras por un proyecto que ayudará a mejorar lo que existe, sin modificar o desarrollar ese mundo “invisible” que tanto necesitan pero que quieren mantenerlo así, invisible.