Sabatini vs Seles, en el Garden, 25 años después

El 10 de marzo revivirán su rivalidad en una exhibición en la que también estará Federer

Sabatini vs Seles, en el Garden,  25 años después
Gabriela Sabatini se dirige al público congregado en el Madison Square Garden de NY, al anunciar su retiro en 1996.
Foto: Getty archivo

@NubeUrgiles

Gabriela Sabatini revivirá su complicidad con la afición de Nueva York, ciudad en la que más éxitos cosechó durante su carrera.

El 10 de marzo la argentina se enfrentará a Mónica Seles 25 años después de la épica final de los Campeonatos de la WTA en el Madison Square Garden. Los boletos cuestan entre $50-$400.

La cita de reencuentro de las dos leyendas del tenis será en el mismo Garden, antes de que Roger Federer —ganador de 17 títulos de Grands Slam— se enfrente a Grigor Dimitrov, como parte del BNP Paribas Showdown.

En la historia quedó el épico duelo que ganó Seles a Sabatini en el Master de 1990: 6–4, 5–7, 3–6, 6–4, 6–2.

“Ese es un partido memorable, fue mi primer partido jugado a cinco sets”, dijo Sabatini durante una conferencia telefónica. “Recuerdo de forma particular que no me sentía cansada para nada; pienso que mentalmente estaba muy enfocada y motivada; no me daba cuenta de lo largo que fue, pero cuando terminó el partido me sentía agotada, ni siquiera podía caminar”.

Retirada desde 1996, Sabatini dijo estar emocionada de volver a jugar en Nueva York, ciudad donde cosechó sus mejores logros: el US Open de 1990, venciendo a Steffi Graf 6–2, 7–6, para su único título de Grand Slam.

Y en el Garden, ganó dos de cuatro finales del Master del circuito femenino: a las estadounidenses Pam Shriver (7–5, 6–2, 6–2) en 1988, y Lindsay Davenport (6–3, 6–2, 6–4) en 1994. En 1987 cayó ante Graf (4–6, 6–4, 6–0, 6–4) y en 1990 sucumbió contra Seles.

“Nueva York ha sido una de mis ciudades favoritas para jugar, por la atmósfera, la energía que te da”, agregó. “Desde el momento en que llegaba a Nueva York me sentía con mucha energía, estaba lista para jugar y dar lo mejor de mí”, manifestó. “Y es una de las razones por las que acepté jugar ahora en el Madison Square Garden”.

Respeto por Mr. Roger

Aunque está dedicada a su línea de perfumes y a viajar por el mundo, contó que disfruta ver partidos de tenis, tanto del circuito femenino como de la ATP.

“Admiro mucho a Roger Federer”, confesó. “Me encanta su estilo de juego, es un jugador muy completo. Siento que es increíble lo que está haciendo a su edad, ya batió casi todos los récords y todavía sigue y me asombro de ver cómo sigue tan motivado dentro de la cancha”.

Sin herederaGaby Sabatini lamentó que en su país no haya salido una generación de tenistas que siga sus éxitos.”Yo creo que ésto tiene que ver con el trabajo que se viene haciendo”, consideró. “Hay muchos motivos por los cuales se hace difícil generar nuevas jugadoras y uno de ellas es lo económico”.Asimismo, cree que no hay muchas competencias femeninas en su país.

Rivales difíciles

Gaby calificó a la española Arantxa Sánchez Vicario como una jugadora difícil “porque era una gran luchadora y muy competitiva”.

Y aunque Graf le ganó muchas veces, dijo que le encantaba enfrentarse a la alemana porque la motivaba.

Las tres finales de torneos de Grand Slam en las que participó Sabatini fueron contra Graf, saldando con el triunfo en el US Open de 1990, dos años después de sucumbir en la misma cancha ante la alemana; y en Wimbledon 1991.

También perdió el oro en los Juegos Olímpicos de Seúl 1988, ante Graf.

Pero como se dice, ‘si no puedes contra tu enemigo, únite a él’, haciendo pareja con Graf, Gaby ganó el torneo de dobles en Wimbledon (6–3, 1–6, 12–10) sobre Larisa Savchenko y Natasha Zvereva, de la Unión Soviética

eldiariony.com