Boicot contra El Súper sin final a la vista

Boicot contra El Súper sin final a la vista
Trabajadores protestando las prácticas laborales de El super.
Foto: Cortesía

Ya van casi tres meses desde que se iniciaron las manifestaciones contra la cadena de tiendas El Súper, y el boicot continua, sin final a la vista.

Mas de 1,000 trabajadores del supermercado y miembros de la comunidad protestan contra este comercio al que acusan de violar leyes laborales y regulaciones sanitarias. Además, 100 organizaciones comunitarias se unieron a la causa para pedir a los consumidores que no compren en la tienda.

Rigo Valdez, el Director de Organización del sindicato UFCW, dice que los esfuerzos han sido efectivos porque los trabajadores ven menos consumidores en las tiendas. “Sabemos que es efectivo realizar este tipo de acción,” dijo Valdez, “Y vamos a continuar a aumentar la presión hasta que nos regresen un trato justo”.

Es un punto de vista que no comparte la gerencia de esta cadena de supermercados. “La actividad del boicot tiene un impacto insignificante en los negocios de El Super”, dijo Joe Angulo, el consejero general de la empresa, dijo en un comunicado sin elaborar más.

El Súper pertenece al grupo comercial mexicano Chedraui, tiene 49 tiendas en EE.UU., 41 de ellas en el Sur de California. Siete de las 41 están sindicalizadas, como resultado de la adquisición de la tienda Gigante.

El boicot se inicio el 20 de diciembre después de que el Sindicato UFCW y El Súper no llegarán a un acuerdo por el contrato laboral. Valdez además explica que la tienda “permite menos de la mitad de días de enfermedad pagados [según leyes estatales], no paga ningún día de feriado, y no respetan la antigüedad”. En las siete tiendas sindicalizadas exigen, aparte de un mejor salario, un contrato que les permita obtener los días de descanso requeridos por ley, y además que los puestos de trabajo de tiempo completo sean de 40 horas por semana, y no de 32 como sucede. Los trabajadores en el resto de las tiendas quieren los mismos acuerdos