Decepcionados padres de Michael Brown por decisión de Justicia

El DoJ no presentará cargos por violación de derechos civiles contra el policía blanco, Darren Wilson, que mató al joven afroamericano, en agosto pasado
Decepcionados padres de Michael Brown por decisión de Justicia
Los padres de Michael Brown en una manifestación en Ferguson.
Foto: Archivo

WASHINGTON, D.C. – El Departamento de Justicia no presentará cargos en el futuro inmediato contra el Departamento de Policía en Ferguson pese haber encontrado que la “Policía de Ferguson y los tribunales municipales mostraron un “patrón y prácticas” que violan varias enmiendas de la Constitución, en particular una discriminación sistemática contra afroamericanos”.

El DoJ tampoco presentará cargos por violación de derechos civiles contra el policía blanco que disparó y mató a un joven afroamericano desarmado, el año pasado, por no haber encontrado pruebas suficientes, durante su investigación, que sustenten la demanda.

En cambio, el objetivo del DoJ es negociar un acuerdo con las autoridades de Ferguson –una ciudad de mayoría afroamericana- para que, con la supervisión de un tribunal, pongan en marcha medidas correctivas por la serie de violaciones constitucionales señaladas en un informe divulgado este miércoles en su totalidad.

Según la agencia, las pruebas recabadas durante la investigación federal independiente no sustentan la presentación de cargos contra Darren Wilson, el policía que mató a Brown, de 18 años, el 9 de agosto de 2014.

“No existen pruebas en las que los fiscales puedan apoyarse para desmentir la declarada creencia subjetiva de Wilson de que temía por su seguridad”, sostuvo el Departamento de Justicia al presentar su reporte. La muerte de Brown causó disturbios y protestas callejeras.

El DoJ ya tiene acuerdos de reforma policial y judicial con varias agencias en todo el país, incluyendo con las ciudades de Cleveland (Ohio) y Nueva Orleans (Louisiana).

Segun el informe, Wilson indicó en su testimonio que actuó en defensa propia, al percibir una “amenaza mortal” por parte de Brown, quien, presuntamente, intentó quitarle su arma y la única manera de presentar un caso sólido en su contra sería si el Gobierno federal pudiese demostrar que éste mintió, es decir, que Brown nunca lo atacó en su vehículo, no intentó coger su arma y, posteriormente, el joven se entregó sin incidente.

El testimonio de Wilson fue corroborado con pruebas físicas y por varios testigos del incidente, por lo que se llegó a la conclusión de que no hubo violaciones a la Constitución y no se sustenta un procesamiento judicial, explicó la oficina.

LEE TAMBIÉN: Agente que mató a Michael Brown se libra de cargos federales

La familia de Brown dijo sentirse decepcionada con las conclusiones, pero expresó esperanza de que se realicen reformas policiales tanto en Ferguson como en otras partes del país.

“Hemos recibido noticias decepcionantes del Departamento de Justicia de que el asesino de nuestro hijo no rendirá cuentas por sus acciones”, dijeron los padres de la víctima, Michael Brown y Lesley McSpadden, en un comunicado.

Si se realizan reformas, “la muerte de nuestro hijo no habrá sido en vano”, puntualizaron.

El abogado de la familia, Anthony Gray, ha dicho que los parientes presentarán una demanda civil, aunque no precisó fecha.

Más aquí sobre el caso de Michael Brown

La mordaz investigación federal dejó en claro que la Policía de Ferguson mostró prejuicios y discriminación racial contra los afroamericanos, lo que agravó la desconfianza de esta minoría hacia las autoridades.

Así, por ejemplo, los residentes de esta comunidad fueron víctimas en casi el 90% de los casos documentados sobre uso de la fuerza policial.

Los afroamericanos son el 67% de la población en Ferguson, pero entre 2012 y 2014, conformaron el 93% de los arrestos y el 85% de las detenciones en vehículos.

El Departamento de Justicia emitió 26 recomendaciones para la Policía, incluyendo más capacitación para evitar discriminación racial; patrullajes a pie y un mayor acercamiento con la comunidad, y asegurar que las medidas policiales –como la recolección de multas por infracciones de tránsito- sean para mejorar la seguridad ciudadana y no para inflar las arcas de la ciudad.

Más aquí sobre el caso de Michael Brown