Celebremos el Día de la Mujer como debe ser

Le pedimos a nuestro Gobernador Andrew Cuomo que exija a sus homólogos en otros estados que abandonen la demanda legal en contra de el DAPA, destaca activista
Celebremos el Día de la Mujer como debe ser
La mujeres indocumentadas en EEUU alzan la voz.

Hoy domingo es el Día Internacional de la Mujer y las mujeres en la ciudad de Nueva York y en el resto del país estamos celebrándolo con una petición hacia nuestros respectivos gobernadores para que trabajen a favor de nosotras. ¿Cómo? Le pedimos a nuestro Gobernador Andrew Cuomo que exija a sus homólogos en otros estados que abandonen la demanda legal en contra de los programas de Acción Diferida para Padres (DAPA). Este programa es parte de la acción reciente del Presidente Obama que de implementarse haría posible que millones de mujeres inmigrantes como yo podamos salir de las sombras y finalmente vivir sin miedo de ser deportadas y con permiso de trabajo.

Sin embargo, este programa que removería la amenaza de ser alejada de mis hijos por deportación está siendo obstaculizado ahora mismo en los tribunales a causa del juez federal Andrew Hanen, en Texas, quien emitió su dictamen respondiendo a la demanda iniciada por gobernadores y procuradores de 26 estados, deteniendo temporalmente la implementación del nuevo programa de DAPA.

Este juez federal busca asegurar legalmente que padres y madres que no tienen papeles, como yo, y sus hijos e hijas con ciudadanía que sí los tienen, como los míos, no tengan la seguridad de permanecer juntos. ¡Qué injusto que esta iniciativa por la que hemos luchado como inmigrantes esté siendo bloqueada!

Yo llegué a los Estados Unidos en el año 2000 y vine completamente sola con la intención de quedarme solo por dos años trabajando, pero llevo aquí todo este tiempo porque aquí me enamoré de quien sería mi esposo. Vivo con él y con mis dos niños. La vida aquí ha sido muy difícil y no he visto a mi familia en estos 14 años, a quienes extraño mucho. Mi esposo y yo hemos pagado impuestos desde siempre y nos hemos mantenido trabajando. Yo he trabajado medio tiempo como “housekeeper” con una familia americana en Manhattan, y mi esposo en restaurantes.

Quisiera permanecer en este país para la mejor educación de mis hijos y darles mejores oportunidades; darles lo que yo no tuve. También quisiera seguir preparándome yo y aprender inglés. Por todo esto quiero que siga adelante el programa de DAPA.

Si los gobernadores de los estados en contra de DAPA trabajaran a favor de las mujeres, abandonarían la demanda. En su lugar, se unirían al amicus que 12 estados y sus gobernadores han firmado a favor del programa (incluido nuestro estado de Nueva York). Gobernador Cuomo, abogue con y por nosotras para que no nos dejen a mí y al resto de las madres del estado de Nueva York en el limbo.

Honre el Día Internacional de la Mujer instando a que sus homólogos retiren la obstaculización a nuestra inclusión justa en esta sociedad.