Concejo de NYC aumenta personal para batallar contra Airbnb

Detractores opinan que estos sitios de internet incentivan a comerciantes inescrupulosos
Concejo de NYC aumenta personal para batallar contra Airbnb
Opositores de los llamados "hoteles ilegales" se manifiestan en el exterior del Concejo Municipal.
Foto: Archivo

@JoaquinBotero

NUEVA YORK – El Concejo Municipal anunció la adición de 25 empleados a la Oficina de Operaciones Especiales, OSE, (Office of Special Enforcement) para investigar los llamados “hoteles ilegales” que son buscados a través de sitios web como Airbnb.

Servicios de internet como el anterior ayudan al turismo económico, pero, según sus detractores, también han incentivado las rentas ilegales y los negociantes inescrupulosos.

El concejal demócrata Mark Levine reconoció a El Diario que alquilar una habitación puede ser de mucha ayuda para gente con dificultades económicas. “Pero se ha creado una economía que no ayuda a los arrendatarios sino a los dueños que han convertido apartamentos vacíos en hoteles y ellos son los que se están beneficiando de las ganancias que pagan menos impuestos”, sostuvo.

El miembro del caucus progresista agregó que apoya el crecimiento de la unidad de aplicación de la ley a la que “darán las herramientas que necesitan para perseguir estos hoteles ilegales”.

La concejal demócrata Helen Rosenthal también está en la lucha contra la falta de regulación de este mercado. La funcionaria indicó a este rotativo que la situación agrava la crisis de vivienda en la ciudad. “Airbnb y otras compañías de alquiler para estadías cortas incentivan a propietarios de apartamentos a convertir sus espacios en hoteles”.

“Si damos $2 millones a la oficina del alcalde para esta causa, tendremos más oportunidades de mantener estos apartamentos para los neoyorquinos y no para los turistas”, expuso.

Nick Papas, vocero de Airbnb, nunca ha negado la posibilidad de la existencia de “hoteles ilegales”, pero dijo el jueves al diario New York Post que la mayoría de sus clientes arrendatarios eran personas que sólo querían compartir el espacio en el que vivían, y que “por eso es erróneo agrupar a los neoyorquinos regulares con grandes hoteles ilegales.”

La OSE cuanta sólo con 12 empelados y fue creada en 2006 por el pasado alcalde Michael Bloomberg. A través de la oficina, la ciudad también combate sitios de contrabando y clubes nocturnos que operan sin licencia.

LEE TAMBIÉN:

Guerra contra Airbnb llega hasta el Concejo Municipal

Más de 50 organizaciones se unen por vivienda asequible