Toyota llama a revisión 2,500 vehículos con componentes Tesla

Un defecto de software podría provocar un accidente
Toyota llama a revisión 2,500 vehículos con componentes Tesla
La Toyota RAV 4 EV tiene algunos problemas de software.
Foto: Toyota

Toyota, que construyó cerca de 2,500 vehículos eléctricos en tres años con Tesla Motors, está retirando los RAV4 EV para reparar componentes suministrados por Tesla.

Un defecto de software en el sistema de propulsión del RAV4 EV puede hacer que el vehículo se desplace en punto muerto, lo que resulta en una pérdida total de energía de conducción y aumenta el riesgo de un accidente, según un comunicado publicado en el sitio web de Toyota de Estados Unidos.

Tesla suministra el componente que los concesionarios y Toyota repararán, señaló Cindy Knight, portavoz de Toyota. El RAV4 EV se incluyó en la retirada de 112,500 vehículos Toyota. Toyota no discute relaciones con los proveedores en el contexto de retiros del mercado de productos o detalles de costos, agregó.

El programa RAV4 EV terminó el año pasado, cuando Toyota y los respectivos directores ejecutivos de Tesla, Akio Toyoda y Elon Musk, decidieron seguir caminos separados para producir vehículos de cero emisiones.

Toyota comenzó a ensamblar su motor de hidrógeno en el nuevo Mirai, el vehículo de pila de combustible en Japón en diciembre, mientras que Tesla se está preparando para la introducción de su SUV plug-in Modelo X para venderlo junto con su sedán modelo S.

Musk, de 43 años, es uno de los escépticos más prominentes de las perspectivas de los vehículos propulsados por hidrógeno y avalados por Toyota. Los llamó “muy tontos” en una conferencia de prensa de enero en Detroit y ha menospreciado las pilas de combustible como “células tontas”.

“Creo que esto no es elegante”, dijo Yoshimi Inaba, presidente ejecutivo de la unidad estadounidense de ventas de Toyota, sobre los dichos de Musk.

El acuerdo para construir RAV4 EV juntos era parte de una asociación más amplia entre Toyota y Tesla, que comenzó en mayo de 2010, antes de que los Tesla fueran ganando elogios por el Modelo S.

Toyota compró una participación de $50 millones en Tesla y vendió su fábrica (clausurada en California) a la empresa por cerca de $42 millones. El trabajo sobre el RAV4 EV comenzó meses después.

Toyota dijo en octubre que empezó a reducir su participación en Tesla aunque declinó discutir detalles sobre el tamaño o el momento de la venta. Hasta el 2014 Toyota poseía 2’940,000 acciones de Tesla.