Nueva York continua violando los derechos de sus estudiantes

El número de estudiantes por aula ha incrementado, mientras que programas de arte y música se han visto reducidos
Nueva York continua violando los derechos de sus estudiantes
Nora Bibb
Foto: Suministrada

Por: Nora Bibb y María Bautista

Twitter: @AQE_NY

En 1998 un grupo de padres de la ciudad de Nueva York radicó un demanda conocida como Campaign for Fiscal Equity (CFE), o Campaña por equidad fiscal, porque el estado no estaba asignando los fondos apropiados para sus escuelas públicas. Es por esa razón que en 2006 la Corte de Apelaciones, el máximo tribunal del estado, determinó que Nueva York estaba violando su obligación constitucional de proveer una educación básica a todos sus estudiantes.

A nueve años de esa decisión judicial, el Estado continua violando los derechos de sus estudiantes al deber $5,900 millones a sus escuelas, fondos que acordó pagar desde 2009.

Por no cumplir con su obligación, 69% de las escuelas públicas cuentan con menos fondos para sus aulas que en 2008.

Además existe una amplia brecha entre distritos escolares pobres y aquellos con mas recursos. Aquellos con escasos recursos, que atienden mayormente a estudiantes hispanos y afroamericanos, están operando con $8,700 menos si se compara con el presupuesto de distritos de clase alta.

El número de estudiantes por aula ha incrementado, programas de arte y música se han visto reducidos o eliminados, y la ayuda adicional para estudiantes que mas lo necesita también ha sufrido recortes. No es coincidencia que muchos de esos distritos escolares son los mismos con escuelas de mas bajo rendimiento académico.

El distrito 33 del senador Gustavo Rivera por ejemplo, que abarca University Heights y el Oeste de El Bronx, está entre los que tienen gran cantidad de escuelas con rendimiento académico pobre. Este también aparece entre los que mas el estado le debe en fondos del CFE, con un total de $131.8 millones.

A la escuela que asiste mi hija, PS 69 en Jackson Heights Queens, le está yendo muy bien académicamente según el rango del Departamento de Educación, pero tenemos temor de que ese buen record no dure mucho. Nuestra escuela perdió medio millón en fondos lo que se tradujo entre otras cosas, en la perdida de cuatro maestros, causando que las aulas estén superpobladas. Tampoco tenemos programas extracurriculares gratis o de precio módico. Esto y mucho mas puede cambiar si el Estado finalmente le paga los mas de $3 millones que le debe a nuestra escuela en fondos de CFE.

El gobernador Andrew Cuomo propuso una serie de reformas educativas que según él toman en cuenta a los estudiantes por encima de otros intereses. Sin embargo, el pago de estos fondos tan cruciales no está entre sus prioridades.

Si encontrar vías de financiamiento es el problema, entonces cerremos los huecos fiscales que solo benefician a los ricos, o usemos parte de los $8,000 millones del superávit que tiene el estado actualmente. Nuestros hijos no pueden esperar mas, no juguemos con su futuro.

Nora Bibb es presidenta de la asociación de padres de la escuela PS 69 en Queens

María Bautista es activista de la organización Alliance for Quality Education.