Los calambres musculares, el enemigo a vencer de Pacquiao

Freddy Roach, entrenador del boxeador filipino revela que su pupilo ha recurrido a una crema anti-inflamatoria
Los calambres musculares, el enemigo a vencer de Pacquiao
Manny Pacquiao. Foto: Getty Images / archivo

Los años no pasan en vano. Ni siquiera para Manny Pacquiao, campeón mundial de boxeo en ocho diferentes divisiones.

Su entrenador, Freddy Roach declaró que un problema en el que no ha podido ayudar a su pupilo son los calambres en las musculosas piernas, que son tan importantes como sus brazos para lanzar los golpes a sus oponentes.

Con 36 años, ‘Pacman’ (57-5-2, 38 KOs) se prepara para el reto más grande de su carrera, cuando enfrente al estadounidense Floyd Mayweather Jr. (47-0, 26 KOs) el 2 de mayo en Las Vegas.

Lee: ‘Pacman’ juega al tirador emboscado

Para contrarrestar los calambres, Pacquiao ha recurrido a una crema anti-inflamatoria que cuesta $1,800, reveló Roach a Yahoo Sports. La crema requirió ser aprobada por la Agencia Antidopaje de Estados Unidos, que conduce los exámenes de drogas previos a la pelea.

“No hay cura mágica para eso”, dijo Roach sobre los calambres de Pacquiao. “Estamos haciendo lo que podemos”.

En otro intento por evitar los calambres del boxeador más exitoso que ha tenido bajo su tutelaje, Roach indicó que ha prohibido a ‘Pacman’ correr en las colinas del área de Los Angeles por el impacto del asfalto. Antes, eso hacía durante seis días a la semana.

“Pienso que a veces es mejor para los peleadores veteranos que se mantengan alejados de las colinas”, manifestó Roach a. “Estaba bien cuando era más joven, pero ahora se está poniendo un poquito viejo”.

El entrenador —exaltado en el Salón de la Fama de Canastota en 2012— prefiere que Pacquiao se ejercite en el gimnasio y en superficies no tan rígidas como el asfalto.

No es la primera vez

En mayo de 2011, Pacquiao derrotó por decisión unánime al estadounidense Shane Mosley, en combate por el título welter de la OMB, pero pudo haberse llevado la victoria en el tercer round si no hubiese sido por los calambres.

En la entrevista posterior, Pacquiao dijo que sufrió de calambres en la parte final del tercer asalto, cuando un zurdazo envió a Mosley a la lona, pero no pudo liquidarlo.

Los calambres siguieron en el cuarto episodio, y el dolor lo hizo más lento, agregó Pacquiao.

TE RECOMENDAMOS

Pacquiao-Mayweather, 74 millones en taquilla

Tim Tebow visitó a Pacquiao en su entrenamiento

Cinturón de esmeraldas para el ganador Mayweather-Pacquiao