Papa: “Masacre de armenios fue el primer genocio del siglo XX”

Turquía eleva su voz de protesta al nuncio vaticano
Papa: “Masacre de armenios fue el primer genocio del siglo XX”
La histórica misa celebrada ayer por el Papa Francisco en la Basílica de San Pedro./EFE

Elisabetta Piqué
Roma
Con valentía y pese a las presiones de parte de Turquía para que no lo hiciera, el Papa mencionó ayer el término “genocidio” al conmemorar con una histórica misa en la Basílica de San Pedro el centenario del “martirio” (Metz Yeghern) armenio.

Antes de que comenzara la misa solemne -en la que se proclamó doctor de la Iglesia a San Gregorio de Narek, un místico armenio del siglo X-, Francisco definió la matanza de hasta un millón y medio de armenios por parte de turcos otomanos durante la Primera Guerra Mundial, como “el primer genocidio del siglo XX”. Lo hizo en un mensaje dirigido a los armenios, en el que citó palabras de Juan Pablo II y el líder de la Iglesia armenia Karekin II en su declaración común del 27 de septiembre de 2001 en Etchmiadzin, el “Vaticano” de los armenios ortodoxos .

Turquía siempre ha negado el genocidio armenio -reconocido por varias naciones cuya fecha de inicio se considera el 24 de abril de 1915-, suele decir que la cifra de muertos es exagerada y que los muertos fueron víctimas de una guerra civil y de épocas de inestabilidad.

“Queridos fieles armenios hoy recordamos, con el corazón traspasado de dolor, pero lleno de esperanza en el Señor Resucitado, el centenario de aquel trágico hecho, de aquel exterminio terrible y sin sentido, que vuestros antepasados padecieron cruelmente”, dijo el Papa en el mensaje que leyó antes de comenzar la celebración. “Es necesario recordarlos, es más, es obligado recordarlos, porque donde se pierde la memoria quiere decir que el mal mantiene aún la herida abierta. Esconder o negar el mal es como dejar que una herida siga sangrando sin curarla”, agregó.

En la Basílica de San Pedro lo escuchaban entonces, en silencio, el presidente de Armenia Serz Sargsyan, Su Santidad Karekin II, Supremo Patriarca y Catholicos de todos los armenios, su Santidad Aram I, Catholicos de Cilicia, Su Beatitud Nerses Bedros XIX, Patriarca de Cilicia de los Armenios Católicos y demás autoridades, así como delegaciones de armenios venidos de todos el mundo, entre las cuales una muy numerosa de la Argentina, con más 200 personas. Todos llevaban bufandas y broches con el símbolo del centenario del genocidio armenio.

Francisco, que siendo arzobispo de Buenos Aires fue muy amigo de la comunidad armenio-argentina y habló tres veces de “genocidio” armenio en su libro “Sobre el cielo y la Tierra” escrito junto al rabino Abraham Skorka, comenzó su discurso hablando del presente. Volvió a decir, de hecho, que hoy vivimos “un tiempo de guerra, una tercera guerra mundial en pedazos”. “Lamentablemente aún hoy oímos el grito sofocado de muchos hermanos y hermanas inertes, que a causa de su fe en Cristo o de su pertenencia étnica son públicamente y atrozmente matados -decapitados, crucificados, quemados vivos-, o obligados a abandonar su tierra”, dijo, aludiendo a las terribles matanzas padecidas actualmente por cristianos en diversas partes del mundo.

“También hoy estamos viviendo una suerte de genocidio causado por la indiferencia general y colectiva, por el silencio cómplice de Caín”, agregó. Francisco recordó luego que la humanidad vivió en el siglo pasado “tres grandes tragedias inauditas”. “La primera, la que generalmente es considerada como el primer genocidio del siglo XX golpeó a vuestro pueblo armenio, primera nación cristiana, junto a sirios católicos y ortodoxos, asirios, caldeos y griegos”, afirmó. “Fueron asesinados obispos, sacerdotes, religiosos, mujeres, hombres, ancianos y hasta niños y enfermos indefensos”, indicó.

RECUADRO

Exigen aclaración

El Gobierno turco convocó ayer al nuncio vaticano en Ankara en respuesta a la mención del papa Francisco al “genocidio armenio”. La decisión se ha tomado tras consultar al ministro de Exteriores, Mevlüt Çavusoglu, que se encuentra de visita oficial en Mongolia, informa el diario “Hürriyet” en su edición digital. Ankara decidió así dar una respuesta diplomática dura a las palabras del papa en memoria de la matanza de armenios a manos del Imperio otomano durante la Primera Guerra Mundial, que describió como “generalmente considerada como ‘el primer genocidio del siglo XX'”.