El INE lanza su advertencia sobre el llamado a no votar

La campaña para no sufragar sigue latente
El INE lanza su advertencia sobre el llamado a no votar
Lorenzo Córdova, consejero presidente del INE.
Foto: Twitter: @mirarafondo / Twitter: @mirarafondo

MÉXICO
La creciente campaña en contra del voto que busca “castigar” a la clase política por su inseguridad, ingobernabilidad y corrupción tiene en aprietos a Lorenzo Córdova, consejero presidente del Instituto Nacional Electoral (INE),  quien ha tenido que salir al paso para frenar el llamado de renunciar al sufragio.
A poco menos de dos meses de los comicios, Córdova advirtió que aquellos que llamen a no votar por un candidato, partido político o coalición se harán acreedores de una sanción que va de seis meses hasta tres años en prisión, con base en La nueva Ley General de Delitos Electorales.
“El boicoteo a las elecciones no beneficia a la democracia y representa un problema más para el país”, afirmó. Luego, en una reunión con el Consejo Permanente de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), Córdova pidió el apoyo a la iglesia católica para contribuir al sufragio.
Sin embargo, “decir no a los políticos” es el llamado de los activistas, entre los que encabezan el “no voto” se encuentra el escritor Javier Sicilia, quien tras el asesinato de su hijo fundó un movimiento en contra de la inseguridad; el sacerdote Alejandro Solalinde, fundador del albergue para Migrantes Nuestros Hermanos en el Camino; los padres de los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos y la poderosa asociación de empresarios Coparmex.
“Todas las instituciones de la sociedad debemos coincidir en la lógica de convocar al voto”, contrapuntea el INE a través de su presidente.
El próximo 7 de junio más de 83 millones de mexicanos están convocados a la urnas pero entre los principales focos rojos del país para llevar a cabo las elecciones se encuentra el estado de Guerrero tras la desaparición de los43 estudiantes de la Escuela Normal Rural Isidro Burgos.

Elecciones federales

El próximo 7 de junio más de 83 millones de mexicanos están convocados a la urnas para elegir a 500 diputados federales y otros 1,496 cargos públicos, incluidos los gobernadores de nueve estados, así como jefes delegacionales del Distrito Federal.