Legisladores hispanos resucitarán reforma migratoria integral este año

Contienda electoral de 2016 será campo minado para reforma, advierten

Washington D.C.

Con o sin la ayuda de los republicanos, los legisladores hispanos del Congreso buscarán resucitar este año un proyecto para una reforma migratoria integral, conscientes de que la contienda electoral de 2016 será un campo minado para este proceso.

Durante un encuentro con periodistas, la presidenta del Caucus Hispano del Congreso (CHC), Linda Sánchez, explicó hoy que el grupo legislativo apenas comienza a delinear un borrador para el proyecto de ley, y la idea es presentarlo “a lo largo de este año”.

Los legisladores relanzarán el debate sobre la reforma migratoria, independientemente del desenlace de la batalla legal en curso para la implementación de los alivios migratorios para cerca de cinco millones de indocumentados.

En general, los republicanos han tachado los alivios como un abuso de poder del presidente Barack Obama e insisten en que la reforma migratoria tiene que implementarse “en retazos”, dando prioridad a la seguridad fronteriza.

Pero el presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner, dio marcha atrás a los “principios migratorios” que presentó el año pasado para una reforma.

El CHC está convencido de que la Administración Obama ganará el caso en los tribunales, y por ahora aconseja a los posibles beneficiarios a que se preparen para la eventual puesta en marcha de la extensión del programa de “acción diferida” para los “Dreamers” DACA y de otro similar para adultos, conocido por su sigla en inglés “DAPA”.

Un tribunal de apelaciones en Nueva Orleans (Luisiana) comenzará mañana un proceso de audiencias para determinar si anula o no un freno temporal que impuso el juez federal en Brownsville (Texas), Andrew Hanen a los alivios migratorios, en respuesta a una demanda de 26 estados contra esos programas.

Según Sánchez, la idea del CHC es lograr un proyecto de ley que refleje sus “principios sobre inmigración” y ofrezca una “solución permanente” a la inmigración ilegal en EEUU.

Por su parte, el congresista demócrata por Arizona, Rubén Gallegos, reconoció que, a juzgar por el clima actual en el Congreso, la oposición republicana “no va a permitir que la reforma avance un ápice”.

“Vamos a presentar el proyecto de ley porque es nuestra responsabilidad… desde luego, nos gustaría tener el apoyo republicano”, señaló Gallegos.

Como muestra un botón

El nuevo esfuerzo que liderará el CHC será bipartidista pero no intentará repetir el modelo del “Grupo de los Ocho” del Congreso, que elaboró la reforma migratoria de 2013, aprobada en el Senado pero que quedó sepultada en la Cámara de Representantes.

Los congresistas consideraron prematuro precisar si la nueva reforma migratoria será similar al proyecto de ley H.R. 15, que jamás fue sometido a voto en la Cámara de Representantes, bajo dominio republicano.

La iniciativa H.R.15, presentada por varios demócratas el 2 de octubre de 2013, incluye varios elementos de la reforma migratoria que en junio de ese año aprobó el Senado, entonces bajo control demócrata.

La medida incluía componentes para el reforzamiento de la seguridad fronteriza; la legalización de la población indocumentada; el cumplimiento de las leyes al interior del país, y una modernización del sistema de visas.

El año pasado, valiéndose de un mecanismo parlamentario, varios legisladores demócratas encabezaron una petición especial para obligar a un voto de H.R. 15 en el pleno de la Cámara Baja, pero ésta no consiguió las 218 firmas necesarias para cumplir con la meta.

Minas en el proceso electoral

 Gallegos acusó a los republicanos de querer desmantelar los programas de “DACA” y DAPA, y vaticinó que la reforma migratoria ocupará un espacio prominente en el proceso de primarias de 2016, en el que los precandidatos republicanos tendrán que responder “a la base xenofóbica”.

“Desafortunadamente este asunto sólo se volverá más candente. Veremos la retórica anti-inmigrante y anti-DACA de la derecha en las primarias republicanas, incluyendo de nuestros hermanos latinos, y creo que eso va a afectar muchas legislaciones este año”, advirtió Gallegos, en alusión a los senadores republicanos y precandidatos presidenciales Ted Cruz y Marco Rubio.

La congresista demócrata por California, Norma Torres, afirmó que los precandidatos republicanos tendrán que hablar con claridad sobre qué harán respecto  a los alivios migratorios porque, a su juicio, no bastará con tener un apellido latino para conseguir el voto hispano.

 

Alrededor de la web