Continúan deliberaciones en caso de Pedro Hernandez

Jurado pide revisar más evidencias antes de tomar una decisión
Sigue a El Diario NY en Facebook

Nueva York  –  El jurado que delibera por cuarto día en el juicio contra Pedro Hernández, acusado por la desaparición y muerte del niño Etan Patz en 1979, pidió este lunes al juez revisar el récord de las llamadas realizadas entre el acusado y su esposa Rosemary.

En la petición el jurado también solicitó al juez Maxwell Wiley que les permitiera revisar el reporte del tiempo del 25 de mayo de 1979, el día de la desaparición de Etan, así como el récord de llamadas entre Juan Santana y el acusado.

Juan Santana, cuñado de Hernández, era el manager de la bodega donde trabajaba el acusado y en cuyo sótano habría estrangulado al niño, según lo confesó en declaraciones grabadas. Santana fue uno de los primeros testigos que presentó la Fiscalía, y fue declarado como hostil, por su falta de colaboración en el interrogatorio.

Luego de tres días de deliberaciones, en la sala de la corte criminal de Manhattan se respiraba este lunes un aire de incertidumbre. La esposa e hija de Hernández, Rosemary y Becky, permanecieron sentadas evitando a toda costa hablar con nadie, de vez en cuando la joven se recostaba en el hombro de su madre mientras esperaban alguna noticia de parte del jurado.

Un numeroso grupo de periodistas colmaban los pasillos en espera de novedades. Durante la sesión de la mañana ningún miembro de la familia de Patz se hizo presente, algo inusual, debido a que tanto los padres como la hermana del pequeño acudieron a diario desde que se inició el juicio.

Hernández, de 54 años, está acusado por la desaparición y muerte de Patz, ocurrida en la mañana del 25 de mayo de 1979, mientras caminaba en el vecindario de SoHo, una distancia de dos cuadras entre su casa a la parada del autobús escolar.

Las peticiones del jurado serán presentadas esta tarde y las deliberaciones continuarán.