¿Puede una marca china tener éxito en Estados Unidos?

Un par de automotrices chinas planean ya su estrategia para el mercado norteamericano

¿Puede una marca china tener éxito en Estados Unidos?
El SUV GS4 de la china GAC, ha captado bastante atención.
Foto: GAC

Con un precio 30% más barato que sus rivales en el mismo segmento, sí se puede. Eso dijo Wu Song, gerente general de la automotriz China Guangzhou Automobile Group Motor Co. en el Auto Show de Shangai.

Guangzhou Automobile, que se conoce con la sigla GAC, es el último fabricante de automóviles chino con planes de vender modelos hechos en China para América del Norte. Fue fundada en el 2007 y produce alrededor de 800,000 vehículos al año.

Si todo sigue su camino, Wu pondrá a prueba su estrategia de precios con el lanzamiento en Estados Unidos de su SUV GS4 para el 2017. GAC exhibió el vehículo en el Auto Show de Detroit en 2013 y 2015, y captó mucha atención.

El GS4 representa lo último que GAC tiene para ofrecer. Fue lanzado en China el 18 de abril, con un precio entre $16,245 y $24,088, y esperan vender 120,000 al año en el país asiático.

Pero en América del Norte tiene un duro rival en el Toyota RAV4, que comienza en $24,565, un poco por encima del rango de precios de la GS4, con una alta cuota de fiabilidad, aunque Wu dice que el GS4 cuenta con una mejor eficiencia de combustible, más potencia y un interior más espacioso que el RAV4.

“Teniendo en cuenta su bajo precio, estamos seguros que vamos a ser competitivos. Nuestros modelos podrían llegar a ser populares en el mercado americano”, afirmó Wu.

Wu dijo que es un 90% seguro que GAC traerá el GS4 a los Estados Unidos, su deseo sería comenzar las ventas antes de 2017. El máximo ejecutivo de la compañía ya está buscando distribuidores, importadores y distribuidores para América del Norte.

La automotriz china ya ha exportado un pequeño número de vehículos al Medio Oriente y también planea exportar vehículos al sudeste asiático. Pero volviendo al tema, ¿puede una marca china tener éxito en los Estados Unidos?

Algunos escépticos no creen que esto pueda pasar. Muchas marcas chinas que se han comprometido a estar a la venta en los Estados Unidos en dos o tres años, y todavía no lo están. En su mayoría, estas automotrices tienen modelos copiados de otras marcas internacionales y no pasan las estrictas regulaciones de seguridad del país.

James Chao, director general para Asia Pacífico de la consultora IHS Automotive, dijo: “Será difícil entrar en el mercado estadounidense para cualquier marca desconocida, no importa de dónde venga”.

Algunos comerciantes estadounidenses podrían lanzar los dados de la marca e incluso poner el vehículo de GAC contra los vehículos usados. ¿Se acuerdan del Yugo en los 80? Pero otra marca podría tener una mejor estrategia de entrada en Estados Unidos, la china de Zhejiang Geely, propietaria de Volvo.

Geely compró a Volvo de Suecia y planea exportar una versión del sedán Volvo S60 de fabricación china para Estados Unidos este año. Geely podría entonces ser capaz de entrar al mercado bajo el manto de los distribuidores de Volvo.

Ademas Geely planea construir un pequeño SUV a finales del año próximo que saldrá a la venta en China a principios de 2017 y en varios mercados europeos menos de un año después, para finalmente recalar en los Estados Unidos.

¿Puede una marca china tener éxito los Estados Unidos? Yo creo que sí. Con bajos precios y una calidad media que atraiga nuevos compradores, seguro que sí. Ya se verá.