La hora de la verdad en Baltimore

Los cargos contra los policías son el primer paso para la calma
La hora de la verdad en Baltimore
Comunidad de Baltimore celebró la decisión de la fiscal.

La presentación de cargos contra seis policías por la muerte de Freddie Gray en Baltimore es un buena sorpresa por la rapidez con que la fiscal Marilyn Mosby está actuando en este homicidio. La manera expeditiva con la cual se maneja el caso es una grata noticia en comparación a situaciones similares en donde la larga espera de la justicia desespera por su lentitud, para luego causar una profunda frustración cuando esta nunca llega.

Ahora hay una narrativa oficial de lo que ha ocurrido con Gray a partir de su detención, que contradice las diversas filtraciones de información presuntamente originadas desde dentro de la policía de Baltimore. Allí se especulaba que la víctima misma es la que se golpeó en la parte posterior de la camioneta policial que los transportaba. La verdad parece ser muy distinta.

Desde el primer momento la policía actuó incorrectamente con Gray, una persona con antecedentes delictivos, pero que al ver de Mosby no había motivo alguno para que sea detenido ese fatídico día. Los detalles de lo ocurrido dentro de la camioneta, que llevó al daño mortal en la espina dorsal de Gray, se verán en lo que promete ser un juicio muy publicitado.

El resultado de lo que ocurra en los próximos meses tendrá serias repercusiones para la ciudad. La figura de Mosby sobresale por su fortaleza y decisión de tomar al toro por las astas a pesar de solo llevar seis meses en su cargos. Este tipo de casos eleva o destruye ambiciones políticas. También puede, y debe, conducir a profundas y necesarias reformas en el Departamento de Policía de Baltimore.

La acusación contra los policías involucrados en el traslado de Gray es inusual dado que no hay ningún video que precipite esta acción, como en otros casos. Aquí la fiscalía aparentemente no esperó al reporte policial para hacer su trabajo. Esta es una poderosa señal que Baltimore no es Ferguson, que la justicia está al alcance, que es hora de calma para regresar a la normalidad.

La justicia rápida, transparente y eficiente ayudan a la credibilidad de un sistema judicial que parece volcado contra las minorías y los pobres.

El presidente Obama dijo en su momento que se necesita la verdad en este caso, la acción de Mosby de ayer es el primer paso para realmente conocer lo ocurrido con Gray.