Nueva York es un imán para armas ilegales

El estado atrae un gran número de armas que luego son usadas en crímenes en las calles
Nueva York es un imán para armas ilegales
El agente Brian Moore fue baleado mortalmente en Queens.

Tras la trágica muerte del policía Brian Moore después de ser baleado en la cabeza la noche del sábado, se ha reavivado el debate por el tráfico de armas ilegales como la que usó el sospechoso Demetrius Blackwell, y que habría sido traída del estado de Georgia. El jefe de detectives del Departamento de Policía (NYPD) Robert Boyce, confirmó que el arma fue robada de una tienda en 2011.

Nueva York atrae armas de otros estados que terminan siendo usadas en crímenes a un promedio siete veces mayor que el número de armas que exporta. Esto significa que a diferencia de estados con leyes más débiles sobre armas, Nueva York no es una fuente de armas usadas en crímenes en otros estados. Es más grave el problema cuando ingresan.

Aún así, según datos de la Oficina de Justicia Criminal de la Alcaldía de Nueva York (MOCJ) hay una brecha en las leyes federales sobre la obtención de armas que permite que gente que no puede comprar un arma fácilmente en una tienda sin aprobar un chequeo de antecedentes, logre su objetivo cuando las adquiere en un shows de armas. La Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas y Explosivos encontró que 30% de las armas que se trafican ilegalmente están conectadas con ferias de armas. Estas luego terminan en las manos de criminales de Nueva York.

La Fiscalía de Nueva York confirmó a El Diario que desde 2011 se han decomisado más de 160 armas ilegales. Por ejemplo, durante la operación ‘Midnight Run’, que se realizó el 19 de noviembre del año pasado, y que estuvo encabezada por el fiscal Eric T. Schneiderman y el comisionado del NYPD Bill Bratton, se descubrieron 70 armas ilegales transportadas desde Florida y eran escondidas debajo de buses que iban a Chinatown. Ocho personas fueron arrestadas.

Natasha Harris, una de la implicadas, asistía con regularidad a ‘gun shows’ en Florida para comprar armas para reventa. Luego las armas eran transportadas hasta la Gran Manzana.

Cese al fuego

Según un informe de la organización CeasefireUSA publicado el 14 de abril, y que se basó en reportes del Departamento de Justicia, en el 2011 hubo 190,342 armas perdidas o robadas. En el mismo año fueron robadas 2,839 en el estado de Nueva York.

Según NYPD, un 85% de armas recuperadas después de los crímenes en la ciudad, fueron vendidas fuera del estado.

MOCJ ha propuesto iniciativas judiciales como la creación de una ley local para el registro de ex convictos por crímenes con armas, para que se reporten a las autoridades hasta cuatro años después de su liberación.

Además, MOCJ ha desarrollado iniciativas nacionales para combatir el tráfico de armas ilegales. En 2006, el exalcalde Michael Bloomberg se unió al alcalde de Boston Tom Menino y fundaron la coalición Mayors Against Illegal Guns.  Ahora más de 500 alcaldes a lo largo del país promueven estrategias para mantener la seguridad del país.

Un estudio de la Facultad de Leyes de la Duke University de 2014 mostró que un 9% de adultos en el país tiene un historial de comportamiento impulsivo y rabioso cuando carga armas. Además se encontró que personas que poseen más de seis armas tiene la tendencia a llevarlas fuera de su casa.

En tranto, la organización contra las armas Everytown for Gun Safety encontró que en el mercado ilegal de las armas en el estado de Oregon cada año hay 25,000 armas sin licencia que se venden por internet.

Una triste despedida

El martes, docenas de oficiales formaron parte del triste ritual de hacer una parada para saludar el ataúd de su compañero caído, cuando el auto fúnebre salía de la morgue municipal. Los compañeros de Brian Moore, que trabajaban en el cuartel 105 en Queens, acompañaron la procesión que salió de la calle 30 con la Primera Avenida en Manhattan, hacia una sala de velación en Long Island.

El funeral de Moore está programado para el viernes a las 11 a.m. en la St. James Church en Seaford en el 80 Hicksville Road. Luego Moore será sepultado en el cementerio St. Charles Roman Catholic Cemetery en Farmingdale.

La velación se realizará el jueves de 2 pm. a 4:30 p.m. y de 7 p.m. a 9:30 p.m. en la funeraria Chapey & Sons Funeral Home en Bethpage, LI.