El futuro de los hospitales públicos de NYC

En una ciudad tan diversa como Nueva York, esto es un problema fiscal a punto de explotar
El futuro de los hospitales públicos de NYC

La situación de Alfredo Galindo es la misma de cientos de miles de inmigrantes en Nueva York. Un mexicano soltero de 44 años, el señor Galindo vive en Queens, ganándose la vida para él y sus dos hijos con $300 cada semana.
Su estatus de inmigrante no lo permite calificar para seguro médico, y entonces no ha ido a ver un médico en años, porque no lo puede pagar. Finalmente, Galindo obtuvo atención médica en la Corporación de Salud y Hospitales (HHC), una pieza central en la red de cuidado médico de nuestra ciudad.
Esta semana, mi oficina publicó un nuevo informe ilustrando que los recortes en el reembolso federal para hospitales tendrán efectos perjudiciales en hospitales de la HHC. Los fondos destinados al cuidado de gente sin seguro médico, de los cuales muchos son inmigrantes, sufrirían de recortes dramáticos.
El informe destaca un error fundamental en la Ley de Protección al Paciente y Cuidado de Salud Asequible (ACA) del Presidente Obama: Aunque la ley haya expandido la cobertura médica para millones de pacientes, personas indocumentadas todavía no califican para obtener cobertura.
En una ciudad tan diversa como Nueva York, esto es un problema fiscal a punto de explotar.
Apartir del 2017, el gobierno federal tiene previsto cortar fondos que ayudan pagar gastos de cobertura médica para los que no tienen – esto terminará costándole $827 millones de dólares al HHC durante solamente los tres primeros años. La ciudad de Nueva York no es el único lugar con este problema: Hospitales en California, Texas, y la Florida tienen un desafío similar en frente de ellos.
Esta pérdida de fondos arriesga la capacidad de HHC de proveer cuidado médico para gente como  Galindo – tanto como para los más de 430 mil neoyorquinos sin seguro médico quienes han recibido tratamiento en HHC.
La verdadera solución sería permitir que los inmigrantes indocumentados puedan aplicar para cobertura médica a través del ACA, pero nosotros no podemos esperar que Washington tome acción. Nueva York debe crear un programa de seguro médico para inmigrantes indocumentados con fondos estatales, como parte de su nuevo Plan Básico de Seguro.
Esto es correcto desde el punto de vista de política de salud pública, tanto como es la dirección fiscal más responsable. De cualquier manera, contribuyentes tendrán que pagar estos gastos médicos, pero serán más bajos si más gente tiene acceso a seguro y cuidado preventivo.
Últimamente, el tema es de mantener el compromiso histórico de Nueva York para servir como un refugio a la gente cansada, pobre y, también enferma, porque al final una ciudad sana es una ciudad fuerte.

Scott M. Stringer
@scottmstringer
Contralor de la Ciudad de Nueva York