Empeora acumulación de ratas y basura en el metro

Informe del Contralor critica la limpieza de las estaciones del subway
Empeora acumulación de ratas y basura en el metro
Los restos de comida atraen roedores y crean incendios en las vías del tren.
Foto: Mariela Lombard / Archivo / El Diario

El contralor de la Ciudad Scott M. Stringer escogió la salida de la estación East Broadway del tren F para criticar el desaseo y el deterioro de las estaciones del metro. El funcionario presentó los resultados de una auditoría realizada entre el 1 de julio de 2013 y junio de 2014 que encontró que el personal de limpieza del subway se ha reducido en un 50%, hay más roedores y basura entre los rieles, y las paredes necesitan pintura, entre otros aspectos.

El informe sostiene que sólo 3% de los rieles de las 276 estaciones fueron limpiados según los mismos estándares la Autoridad Metropolitana de Transporte (MTA)

Nada del reporte del Contralor señala la responsabilidad de los usuarios en el problema.

Abajo en la estación, junto a los torniquetes, una trabajadora de mantenimiento que se identificó sólo como Mary aseguró que la limpieza ha mejorado pese a los recortes. También mostró el progreso en la pintura en algunas paredes. “Hay trabajo por hacer, pero poco a poco”.

“En East Broadway es difícil porque hay muchos restaurantes”, dijo la trabajadora refiriéndose a la zona donde se junta el Lower East Side con Chinatown. “La gente deja la basura sobre las bancas y debajo. Esta es una ciudad acelerada y la gente no piensa en arrojar la basura en el lugar correcto. Todas las personas, de todas las razas, son culpables de la situación”.

“Pienso que la MTA podría contratar más gente para el aseo. Hay compañeros que limpian hasta tres o cuatro estaciones”, indicó la mujer, tras narrar que las hora en que más se acumula la basura son las 8 a.m. y las 8 p.m., y “también cuando los estudiantes salen de la escuela”.

¿Responsabilidad compartida?

El Diario consultó al Contralor sobre la responsabilidad del público en el problema. “Esa es la ironía de la auditoría: la MTA ha hecho campañas pidiendo ayuda al público de usar los potes de basura, pero ellos deben practicar lo que predican. Tú no puede cortar limpiadores en un 48% y no puedes ignorar el hecho de que los rieles están llenos de basura. Las ratas se mueven libremente como si fueran dueñas de la ciudad”, dijo Stringer.

El funcionario mostró imágenes de un antes y un después del paso de los trenes que aspiran junto a los rieles. “Son obsoletos. Apenas recogen un 30% de la basura”.

El Contralor señaló no sólo a la Ciudad, sino al estado y al gobierno federal. “Todos le han fallado a la MTA: Deben hacer más. Es tiempo de que todos no sentemos en una mesa y le demos más a nuestro sistema de transporte”.

John Raskin, de la organización Riders Alliance, que vela por mejorar el transporte público, acompañó al contralor en su testimonio. “El nivel de usuarios está en puntos récords. La basura no es sólo un asunto estético, además produce incendios. No debe haber espacio para el error. Si la Ciudad y Albany no hacen lo que se necesita, vamos a seguir viendo problemas como este”.

Un usuario del tren de origen chileno y que sólo se identificó como González, dijo que conoce los sistemas de transporte masivo en varias ciudades de Europa y son impecables. “También conozco el metro de Medellín y el de Santiago de Chile y son limpios. La gente acá es maleducada. Vivo en Nueva York hace 32 años y siempre he visto sucio el subway”.

 

Recuadro:

MTA se defiende

Kevin Ortiz, portavoz del MTA, presentó su propio reporte que contradice al del Contralor. Sostiene que los recursos presupuestarios para la limpieza se han incrementado un 25%: de $111 millones en 2008 a $139 millones en 2014.

“En marzo se adjudicó un contrato por $23 millones para nuevos trenes aspiradores que enfrentarán las deficiencias que menciona el Contralor. Estableceremos seis categorías de limpieza que serán aplicadas según la estación. Continuaremos revisando nuestro número de empleados de limpieza”, escribió Ortiz