Campaña de Hillary contrata activista de Dreamers para conquistar voto latino

La peruana Lorella Praeli tendrá la misión de dar voz a los hispanos en la campaña presidencial

Guía de Regalos

Campaña de Hillary contrata activista de Dreamers para conquistar voto latino
Clarissa Martínez-De-Castro del NCLR, Lorella Praeli de United We Dream, los congresistas Xavier Becerra, y Steny Hoyer asisten a una conferencia de prensa.

Washington.- La campaña presidencial de la demócrata Hillary Clinton hizo historia este miércoles al contratar a una activista Dreamer, la peruana Lorella Praeli, como directora de enlace con la comunidad latina, según informó en exclusiva a este diario.
Aunque Praeli tomará las riendas de su nuevo cargo hasta el próximo 15 de junio –y no está dando entrevistas- hará historia como la primera activista Dreamer de cualquier campaña presidencial en EEUU en liderar los esfuerzos por captar el voto hispano.
Ávida del apoyo de los votantes latinos, que en 2016 podrían superar los 28 millones de “elegibles” para el sufragio, Clinton se apoyará en Praeli, de origen peruano, para estrechar las relaciones con la comunidad hispana.
Su perfil como activista “Dreamer” que ha defendido a las familias latinas en EEUU envía el mensaje de que Clinton sí habla con seriedad sobre su apoyo a la legalización de los indocumentados, según la campaña.
“Sus experiencias y relaciones serán valiosas para desarrollar la coalición que garantice que la comunidad latina tiene una voz en esta campaña y en este país”, dijo Amanda Rentería, directora política nacional de la campaña de Clinton.
Su incorporación a la campaña “es el siguiente paso para asegurar que las familias no estén viviendo con temor a la deportación, que los estudiantes tienen la oportunidad de ir a la universidad y que cualquier reforma migratoria integral garantice una ciudadanía plena y equitativa”, enfatizó.

Lee también: Una latina dirige la política nacional de Hillary Clinton

Praeli, pieza clave de estrategia política

Aprovechando sus extensas conexiones, Praeli será el enlace principal con la comunidad latina en todo EEUU y tendrá protagonismo en el trato con la prensa “sobre asuntos importantes para la comunidad, incluyendo la reforma migratoria”, explicó la campaña.

Praeli, quien obtuvo la residencia en octubre de 2012 pero ha luchado por los Dreamers durante muchos años,  ha superado numerosos retos como persona y como inmigrante: perdió su pierna derecha en un accidente cuando tenía apenas 2 años de edad y emigró junto con su familia a los 10 años para recibir un mejor tratamiento médico.
La activista, directora política de “United We Dream”, ha tenido protagonismo en protestas callejeras, debates con republicanos, encuentros con líderes del Congreso y con la Casa Blanca, y hasta ha viajado con el presidente Barack Obama en Air Force One.
Su contratación llega en un momento clave para Clinton, que ha comenzado a armar el andamiaje para conseguir el voto latino.
Por ahora, su campaña tiene un equipo completo en los cuatro estados con votaciones tempranas –Iowa, Carolina del Sur, Nevada y New Hampshire-, pero funcionarios de alto rango, como Rentería y Emmy Ruiz, directora estatal en Nevada, están supervisando las actividades electorales en los estados con primarias a principios de año.
Más noticias sobre las Elecciones en 2016

El voto hispano abre las puertas de la Casa Blanca

El tortuoso camino hacia la Casa Blanca pasa por los barrios hispanos, y en eso, las encuestas demuestran que Clinton lleva la delantera respecto a sus posibles rivales republicanos.
La inmigración, la salud y la economía figuran entre los asuntos más acuciantes de los votantes hispanos, según una encuesta que realizó “Latino Decisions” tras los comicios de noviembre pasado.
El consenso entre los expertos, es que el voto hispano será clave en los comicios de 2016 y la postura de cada candidato sobre inmigración será un factor clave.
Clinton ya ha dejado en claro que mantendrá los alivios migratorios y apoya una reforma migratoria.
De hecho, el martes en su página de Twitter prometió luchar por el programa de “acción diferida” para adultos indocumentados con hijos residentes legales o ciudadanos, conocido por su sigla en inglés “DAPA”, que debió comenzar ayer, pero se encuentra atascado en los tribunales.
“No deberíamos separar a familias que trabajan duro y contribuyen a nuestra economía y nuestra sociedad”, dijo Clinton, al prometer que luchará por “DAPA”, con la etiqueta #Fight4DAPA.
Junto con la expansión de “DACA” de 2012 para “Dreamers”, ambos programas protegerán de la deportación durante tres años a cerca de cinco millones de indocumentados.
El historial de Praeli en las trincheras de la lucha por la reforma será un reto para los precandidatos republicanos, que intentan ganar el voto hispano sin ahuyentar a su base conservadora opuesta a la reforma.
En las presidenciales de 2012, el republicano Mitt Romney sólo obtuvo el 27% del voto de los once millones de hispanos que acudieron a las urnas, tras recetar la deportación de los indocumentados, y Obama ganó la reelección con el 71%.

Lee también: ¿Hillary elegirá a un latino como su VP?