Choque por plan de rescate financiero a taxis amarillos

La propuesta del concejal Ydanis Rodríguez de dar fondos a dueños y conductores con medallones le echa leña al fuego a la guerra de los taxistas

Guía de Regalos

Nueva York— Un grupo de 24 conductores latinos de Uber cuestionaron, en una crítica carta, el plan propuesto por el concejal Ydanis Rodríguez para dar un rescate financiero a propietarios y choferes de taxis amarillos ante la devaluación de los medallones.

Rodríguez, presidente del Comité de Transportación del Concejo Municipal, propuso el mes pasado dar ayuda monetaria a dueños y conductores con el fin de compensar la caída de un 23% del valor de los medallones, luego de que Uber ganara terreno en la industria de taxis. El valor de los medallones se desplomó de $1 millón en junio de 2013 a $800,000 en enero pasado.

Los choferes latinos cuestionaron que Evgeny “Gane” Friedman, el mayor operador de taxis amarillos de la ciudad, se beneficie de una subvención a expensas de los contribuyentes.

“Este es el mismo Gene Friedman que está siendo demandado por estafar a choferes”, dice la carta con fecha del 29 de abril.  “Concejal, en vez de apoyar a un dueño de licencias rico, necesitamos que nos defienda a nosotros, los choferes que trabajamos en su distrito y que utilizamos Uber para mejorar nuestras vidas y las de nuestras familias”.

Friedman, conocido como el “rey del taxi”, enfrenta una demanda del fiscal general del estado Eric T. Schneiderman, por la presunta violación de los derechos de taxistas y por el incumplimiento de un acuerdo que firmó en diciembre de 2013, que requiere al empresario pagar $746,406 en restitución a los conductores que pagaron tasas superiores a las legalmente permisibles para el alquiler de vehículos y medallones, y $500,000 en multas.

Con el control de más de 880 medallones, Friedman opera una de las cinco mayores flotillas de taxis en la Gran Manzana.

“Usted es conocido por apoyar temas progresistas, pero en este caso usted está eligiendo proteger a un dueño de licencias adinerado que explota a los choferes en vez de trabajar para proteger mejores trabajos para la gente de su distrito y de la ciudad”, dice la misiva dirigida a Rodríguez que represnta al Alto Manhattan.  “Esto es lo opuesto de progresista y le rogamos nos apoye a nosotros, no a la parte más adinerada de la población”.

El dominicano Pablo Antonio Vega (45), residente del Alto Manhattan y chofer de Uber por unos tres meses, expresó su desacuerdo con el concejal de su distrito. “Mi comunidad eligió a Ydanis por darnos la mano, pero esta vez nos dio la espalda”, dijo el original de Santo Domingo. “Hace poco tenía que estirar cada dólar hasta que Uber me ofreció un buen ingreso sin cuotas ocultas o estafa, por eso debe apoyarse este sistema, no a un rico que roba a los taxistas”.

Pero el colombiano Mauricio Jiménez (45), conductor de un taxi amarillo por 6 años, comentó que el sistema Uber está reduciendo su número de clientes en la calle y aeropuertos. “Pronto no será suficiente el trabajo del día para pagar el alquiler del medallón”, opinó. “No sólo necesitamos ayuda financiera, también los mismos lineamientos legales de operación porque ahora Uber tiene la ventaja y las ganancias”.

El concejal Rodríguez defendió su posición asegurando que el plan de rescate ayudará a unos 6,000 dueños de medallones que también conducen sus taxis. “Urge encontrar una forma de restitución a aquellos que han invertido en el futuro de nuestra ciudad a través de la compra de medallones”, dijo Rodríguez. “Recibo con entusiasmo toda la creatividad que trae el servicio de tecnología; sin embargo, continuaré trabajando para que todos los actores de la industria tengan las mismas leyes, regulaciones y oportunidades”.

Enfrascados en una guerra

Mientras la Comisión de Taxis y Limosinas (TLC) asegura que las operaciones de Uber cumplen con los lineamientos de la ley, sus críticos alegan que no siguen las mismas regulaciones.

Fernando Mateo, de la Federación de Taxistas de Nueva York, dijo que Uber al no ser propietaria de los vehículos no paga por seguro, gasolina y mantenimiento de los autos, pero se queda con un porcentaje de las ganancias de los conductores.

Uber usa su aplicación de teléfonos móviles para conectar a los clientes con los conductores. Algunos choferes trabajan para compañías de servicios de autos. Otros usan sus automóviles personales para ganar un dinero extra.

“Tal vez la industria tradicional no tomó previsiones para el futuro, pero la disparidad en tecnología y en gastos de operación está dejando fuera del negocio a cientos”, indicó Mateo. “Es una competencia injusta”.

En este contexto, el concejal Rodríguez opinó que la tecnología trae un mejor servicio para los consumidores y amplia la ganancia de los choferes, pero todos los sectores, incluyendo los de aplicaciones, deben sujetarse a las mismas regulaciones de los taxis amarillos, verdes y “black car”.

Antonio Cabrera, presidente de la compañía de taxis High Class, comentó que la industria tradicional no sólo encara una crisis de activos, también la pérdida de trabajos. “Empleados como recepcionistas y operadores de base temen perder el trabajo. Estás personas traducen por los taxistas que no hablan inglés, pero con Uber no hay contacto humano”, indicó.

Mientras la industria del taxi está en guerra, una de las empresas de Friedman, Woodside Management, está  bajo la lupa de la Fiscalía General del estado por supuestas nuevas violaciones por pagar a conductores con varias semanas de retraso por viajes pagados con tarjetas de crédito.

La demanda también alega que Woodside proporcionó a los conductores y a la Fiscalía recibos falsos mostrando, erróneamente, que las tarifas se pagaron a tiempo en un esfuerzo por ocultar las violaciones. El rey del taxi deberá presentarse en corte el 8 de junio.

RECUADRO

Protestan en favor de Uber

Cientos de conductores de Uber que trabajan en Brooklyn, junto a oficiales electos, realizarán una manifestación el jueves para apoyar a esa empresa de taxis que funciona a través un app. Los choferes aseguran que gracias a Uber han logrado mejorar su calidad de vida por el aumento de sus ingresos, y los residentes de los condados se han beneficiado por contar con n servicio más confiable de taxi y que está al alcance de un “click”.
La protesta se efectuará a sólo días de una audiencia que realizará TLC la próxima semana y en la que se propondrán nuevas reglas para los vehículos que trabajan mediante aplicaciones, lo que, según los conductores de Uber, los afectará.
La manifestación se realizará a las 11:45 a.m. en el 26 Bridge — 26 Bridge Street.