Tras ataque a guerrilleros, se suspende el alto al fuego

Las FARC: "No estaba en nuestra perspectiva, pero la incoherencia del Gobierno de Santos lo ha logrado"
Sigue a El Diario NY en Facebook
Tras ataque a guerrilleros, se suspende el alto al fuego
El presidente de Colombia Juan Manuel Santos confirmó en una conferencia que fueron 26 los guerrilleros de las FARC muertos el jueves en un bombardeo de las Fuerzas Militares en el Cauca.

Bogotá
Las FARC suspendieron hoy el alto el fuego unilateral e indefinido que iniciaron el pasado 20 de diciembre, como consecuencia de la muerte de 26 guerrilleros en un bombardeo realizado ayer por el Ejército colombiano en una zona rural del suroeste del país.

“No estaba en nuestra perspectiva la suspensión de la determinación del cese el fuego unilateral e indefinido (…) pero la incoherencia del Gobierno de [Juan Manuel] Santos lo ha logrado”, afirmó el Secretariado de las FARC en un comunicado.

Santos informó más temprano en conferencia de prensa que fueron 26 los guerrilleros que murieron en el ataque perpetrado ayer contra un campamento de ese grupo armado en el departamento del Cauca, en el suroeste del país.

En una declaración que dio en la sede principal, acompañado por el ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, y el mando militar, el presidente colombiano afirmó que en el bombardeo hubo “26 bajas, un menor de edad recuperado, que se encontraba herido y recibió atención médica”.

Según el jefe de Estado, en la operación fue incautado “armamento importante”, como 37 fusiles y una ametralladora M-60.

Durante su discurso, el mandatario recordó que desde que comenzaron los diálogos de paz con las FARC en Cuba, hace 30 meses, fue claro al señalar que “las operaciones [militares] no se detendrían y no se detendrán”.

Según especificó, los guerrilleros muertos eran los responsables del “infame ataque” realizado en noviembre pasado contra un puesto policial en isla Gorgona, en el Pacífico, en el que murió un oficial de Carabineros.

Los guerrilleros abatidos integraban además parte del bloque que encabezó el ataque en el que murieron once soldados en una zona rural del Cauca, el pasado 15 de abril.

Habla el negociador

Félix Antonio Muñoz Lascarro, alias Pastor Alape, uno de los negociadores de paz de las FARC, advirtió hoy que la tregua unilateral del grupo armado “se hace imposible” de mantener, tras el “degradante” bombardeo militar de un campamento en el que murieron 26 guerrilleros.

A través de varios mensajes publicados en las últimas horas en su cuenta de Twitter, “Pastor Alape” dijo que la tregua unilateral e indefinida que mantenía las FARC “se hace imposible” y que la muerte de los insurgentes “hiere el corazón y alarma la razón”.

“… asesinados bajo la profunda noche y en pleno sueño, con bombas de 551 libras sin oportunidad de combatir, es un acto aleve y degradante”, agregó en la red social.

“Pastor Alape” afirmó que también duele la muerte de once soldados el pasado 15 de abril en una zona rural de Buenos Aires, en el Cauca, que según el Ejército dormían cuando fueron atacados, pero que, según dijo, estaban “combatiendo”.

El líder guerrillero sostuvo asimismo que “la paz es el único camino contra la barbarie”.

Habla el oficialismo

El presidente del oficialista Partido de la U de Colombia, Roy Barreras, hizo votos hoy para se rebaje la intensidad del conflicto, después de que el Gobierno bombardeara un campamento guerrillero y las FARC respondieran con una suspensión de la tregua establecida unilateralmente hace cinco meses.

“Ojalá rectifiquen, ojalá recuperen ambas partes el camino del desescalamiento (reducción de la intensidad del conflicto) y no el camino del empeoramiento de la guerra”, dijo Barreras, que además es uno de los presidentes de la Comisión de Paz del Senado.

Sobre la suspensión de la tregua señaló en un comunicado que “siempre será una mala noticia que alguien anuncie que va al ataque porque ello produce más muertos”.

“Hay que parar esta locura de la guerra y por supuesto esa lógica militar que han aplicado hoy las FARC, de que en respuesta a un bombardeo causen otros muertos militares y luego como respuesta resulten otros muertos guerrilleros. Ese precisamente es el camino equivocado”, dijo el senador y presidente del Partido de la U.