Premio Nobel que inspiró “A Beautiful Mind” muere en choque en NJ

John Nash perdió la vida junto a su esposa, Alice, luego de que el conductor del taxi en el que viajaban perdiera el control del auto

John Nash, el matemático estadounidense y premio Nobel de Economía que inspiró la película “Una mente brillante”, falleció este domingo en Nueva Jersey, Estados Unidos.

Según reportes de medios locales, Nash perdió la vida junto a su esposa, Alice, luego de que el conductor del taxi en el que se desplazaban perdiera el control del auto e impactara contra una barrera de carretera.

El matemático, de 86 años, obtuvo el Nobel de Economía en 1994 por sus aportes a la teoría de juegos.

Pero durante buena parte de su vida también tuvo luchar contra la esquizofrenia paranoide.

Su batalla contra la enfermedad, que le provocaba alucinaciones, fue inmortalizada en el filme “Una mente brillante” (“Una mente maravillosa”, en España).

En 2002 la cinta obtuvo cuatro premios Oscar, incluyendo el de mejor película.

“Impactado… Mi corazón está con John, Alice y su familia. Una pareja increíble. Mentes maravillosas, corazones maravillosos”, escribió al enterarse de la noticia el actor australiano Rusell Crowe, quien interpretó a Nash en la cinta.

Esquizofrenia paranoide

Nacido en Bluefield (Virginia Occidental) en 1928, Nash estudió primero ingeniería química en la Universidad Carnegie Mellon, donde uno de sus profesores lo convenció de que se especializara en matemáticas.

Y para ello Nash se trasladó a la Universidad de Princeton, en la que se doctoró a los 21 años con una tesis sobre teoría de juegos.

Fue también ahí que el futuro premio Nobel empezó a desarrollar el llamado “equilibrio de Nash”, una de sus principales contribuciones a esta área de las matemáticas dedicada al análisis de los procesos de toma de decisión.

Aunque fue ya como profesor del Massachusetts Institue of Technology (MIT) que Nash conoció a su futura esposa, Alice, una estudiante de origen salvadoreño.

La pareja contrajo matrimonio en 1957 pero se divorció luego de seis años de casados, aunque Alice siempre fue una figura clave en la lucha del matemático contra la esquizofrenia.

Gracias a su apoyo Nash aprendió a controlar las alucinaciones provocadas por la enfermedad sin tener que depender de medicamentos, lo que le permitió regresar a la docencia y la investigación a finales de la década de 1990.

La pareja volvió a contraer matrimonio en 2001, trabajando juntos en temas de salud mental hasta su muerte.

?>