Cuándo sí y cuándo no comprar en línea

Puedes comprar prácticamente cualquier cosa en línea, pero esto no significa que siempre quieras o debas hacerlo

Cuándo sí y cuándo no comprar en línea
No todo es consejable comprarlo en línea.
Foto: Shutterstock

No se puede negar lo conveniente que es, por supuesto, pero el tema del costo aún sigue siendo una duda. Alrededor del 71% de los productos tienen el mismo precio en línea que en una tienda, de acuerdo con un estudio reciente de Anthem Marketing Solutions. Cuando hubo una diferencia, el producto en línea era más barato el 72% del tiempo. Aquellas promociones son la razón principal por la que las personas eligen comprar en Internet, de acuerdo con una encuesta reciente realizada a 19,000 consumidores a nivel mundial por PricewaterhouseCoopers.

Pero las tiendas tienen ventajas que el mundo virtual no puede ofrecer: oportunidades para que los compradores toquen, vean y midan el tamaño de los bienes y la opción de salir con sus compras en la mano. Estas son las razones principales por las cuales las personas aún eligen una experiencia física, de acuerdo con el estudio. Esto podría explicar el crecimiento relativamente lento de las categorías en línea como los alimentos y anteojos.

El que haya más canales y más opciones puede significar más oportunidades así como más trampas. Le pedimos a nuestros expertos y analistas de la industria que nos compartieran la información sobre qué cosas deberías comprar en línea, y cuándo te conviene más ir a la tienda en persona.

5 cosas que es mejor comprar en línea

Electrónicos: Además del hecho de que encontrarás una selección mucho más amplia en línea, más de dos terceras partes de los electrónicos salen más baratos cuando se compran en Internet, de acuerdo con Anthem. Esto es cierto para artículos caros como computadoras, así como para cosas más pequeñas como cables HDMI y protectores para teléfonos celulares, que a menudo cuestan entre 30 y 40% menos que en las tiendas.

Las tiendas pueden salirse con la suya cobrando más porque los clientes no siempre comparan precios en artículos que cuestan menos de $20, dice Andrea Woroch, una experta independiente en ahorros de los consumidores. ¿Aún prefieres comprar una televisión en persona? Haz una investigación en línea. Muchas tiendas físicas te ofrecerán el mismo precio que encuentres en una promoción en línea.

Pequeños electrodomésticos: Encontrarás la mejor selección de licuadoras, tostadoras y otros artículos en línea, aunque te irá mejor si vas y pruebas artículos pesados o difíciles de manejar, como aspiradoras, en la tienda primero.

Productos para mascotas: Al inscribirte para recibir pedidos de alimentos para mascotas de forma regular en Petco.com puedes ahorrar 15% en cada orden que califique y de esta forma, garantizar que Fido nunca se quede sin sus croquetas. También puedes obtener grandes descuentos comprando medicamentos para mascotas en línea, si no los necesitas urgentemente, en lugar de ir al veterinario, en donde los márgenes de los precios completos pueden ser del 100% o más.

Boletos para parques de diversiones: Vas a pasar por la taquilla de cualquier forma, pero comprarlos en línea te ayuda a “evitar las filas de los parques y encontrar algunas de las mejores promociones en precios de boletos que el parque te pueda ofrecer”, dice Robb Alvey, fundador de ThemeParkReview.com. Si eres miembro de la AAA o tienes una tarjeta de crédito con puntos de recompensa, también podrías obtener boletos con descuento.

Productos para bebés: Es más barato y cómodo ordenar pañales, comida para bebé y productos accesorios (como bolsas para los botes de pañales) en línea, especialmente si eliges un programa de entregas como Subscribe and Save de Amazon, que te hace un descuento de 15% en toda tu orden si eliges 5 o más artículos.

3 cosas para considerar comprar en línea

Muebles y accesorios para baño: En línea, tienes el beneficio de tener una amplia selección que ninguna sala de exhibición podría mostrar, particularmente si estás buscando algo en específico o piezas raras. Si estás comprando inodoros o grifos, asegúrate de que tienes las medidas exactas. Si te equivocas, podrías tener que devolverlo y pagar una cuota considerable por reabasto, o tendrás que hacer hoyos de más en tu lavabo, mueble o, aún peor, tener que esconder hoyos o feas placas de metal que sobren.

Autopartes: Comprar componentes de autos en línea puede ahorrarte hasta un 50%, dice Woroch. Antes de ordenar, habla con tu mecánico para asegurarte de que salgas ganando al final. Tal vez tengas que pagar una cuota para que tu mecánico local instale una pieza que no le compraste directamente. También puede haber temas de preocupación sobre la calidad de un producto descontado o de “mercado de reposición”. Podría fallar en menos tiempo que una pieza original y hasta podría invalidar la garantía de tu auto.

Llantas: Comienza con nuestra lista de calificaciones para encontrar los mejores modelos de acuerdo a tus necesidades. Después, en línea, revisa el precio y disponibilidad y determina si vale la pena cerrar el trato ahí. Los precios en línea pueden ser competitivos, pero necesitas tener en cuenta el costo de envío e instalación.

3 cosas que no debes comprar en línea

Pintura: Los colores en la pantalla de tu computadora están hechos de luz emitida y nunca se verán igual que la pintura real, que se hace con pigmentos reflejantes. “El color debería elegirse únicamente después de dar unos brochazos sobre el área a pintar o poner una muestra grande (chips) de los colores deseados sobre las paredes”, dice Amy Krane, una consultora de color arquitectónico. “La luz cambiante del día, la orientación de la habitación hacia el sol, los tipos de luz artificial y los otros colores de la habitación, incluyendo el piso, textiles y muebles, afectan tu percepción.”

Artículos escolares o para la oficina: Podrías notar que hay menos tiendas de artículos para oficina a tu alrededor estos días. Y ahora que Staples y Office Depot consideran una fusión, tus opciones podrían quedar aún más reducidas próximamente. Claro que no tienes que dejar tu escritorio para reabastecerte de clips para papel, pero algunos estudios muestran que hacerlo podría hacer que consigas la mejor oferta.

La compañía de servicio al cliente StellaService ha reportado que una lista típica de artículos escolares en una tienda costaba 41% menos que comprarla en línea. (De las 12 categorías del estudio de Anthem, solo los artículos escolares y de oficina mostraron un precio más bajo fuera de línea).

Habiendo dicho esto, los padres ocupados que quieren la comodidad de ordenar en línea pueden presionar a los distritos escolares o Juntas de Padres y Maestros (PTA, por sus siglas en inglés) a inscribirse a un servicio de pedidos por correo como SchoolKidz de Staples, que te permite ordenar productos en línea de la lista para el siguiente año por anticipado y te entregan una caja de artículos cuando la escuela inicia en el otoño.

Medicamentos internacionales: Hasta el 97% de los escaparates de las farmacias en línea se consideran “clandestinas”, lo cual significa que no necesitan de recetas médicas o venden medicamentos que no están aprobados por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés), de acuerdo con una revisión de enero de 2015 de casi 11,000 sitios hecha por la Asociación Nacional de Consejos de Farmacias (NABP, por sus siglas en inglés).

Si compras en alguno de estos sitios, podrías acabar con un medicamento caducado o que no se haya almacenado correctamente o que podría estar adulterado y hasta ser falso. Hasta el 80% de los medicamentos de algunos países son imitaciones, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud. También corres el riesgo de que roben tu información financiera o personal.

Si quieres ordenar un medicamento en línea, elige un sitio con buena reputación como CVS.com, Walgreens.com y Walmart.com, o ve a legitscript.com para ver si una tienda que quieras utilizar cumple con los estándares de la NABP.

Tienda física vs. tienda en línea: Cómo decidir

Con tantos factores que influyen sobre tu decisión respecto a dónde y cómo comprar, y más y más categorías en línea entre las cuales elegir, ayuda tener una guía que te brinde la experiencia más sencilla, el mejor trato y, aún más importante, el producto correcto.

Jenn Markley, vicepresidente de mercadotecnia de la compañía de seguimiento de precios 360pi, compartió con nosotros las preguntas clave que debes hacer al decidir si comprar o no en línea:

1. ¿Cuánto cuesta el envío?

– Si no es gratuito, es probable que obtengas una oferta mejor en la tienda. Entre más grande o estorboso sea el artículo, más valioso es para ti que alguien más pague el envío.

2. ¿Podría encontrar este artículo fácilmente en una tienda cerca de mí?

– Las tiendas físicas a menudo usan una estrategia de precios por zona (o región) además de tener un surtido que refleje las condiciones del mercado local y maximice sus márgenes, pero muchas tiendas en línea apenas están entendiendo esta idea. Por ahora, las tiendas más grandes, incluyendo Amazon, a menudo se mantienen con un precio nacional, lo que significa que si tú vives en un área con competencia limitada, probablemente encuentres un precio mejor en línea.

3. ¿Cuánto necesitaré?

– En general, las tiendas en línea están optimizadas para vender paquetes de gran tamaño. Entre más grande, más bajo será el precio por unidad y por volumen que pagarás.

4. ¿Realmente puedo obtener la oferta?

– Una táctica común de las tiendas en línea es bajar los precios de artículos que no tienen disponibles para incitar a la competencia a bajar también sus precio o igualarlos. Así que debes saber que no siempre podrás obtener el mejor precio en línea.

5. ¿Cuándo dejará de estar de moda?

– En general, vas a encontrar más amplia selección de productos en línea, pero a menos que vayas siempre a la vanguardia, los productos que se vuelven anticuados rápidamente (como electrónicos o ropa), por lo general son más baratos en las tiendas físicas ya que pasó su momento más popular. Por otro lado, los productos que evolucionan más lentamente, como los pequeños electrodomésticos, por lo general van a ser más caros en las tiendas físicas.

6. ¿Puedo lograr que una tienda local iguale el precio?

– Si una tienda local ofrece una garantía para igualar un precio, entonces alejarte de la pantalla de la computadora podría ser tu mejor apuesta.