Regresa el Tanaka Time

El as japonés del Yankees subirá de nuevo a la lomita tras mes y medio recuperando su brazo

Se acabó la espera pero la angustia continuará con Masahiro Tanaka.

El as del Yankees de Nueva York regresará este miércoles a la loma de las responsabilidades tras una ausencia de mes y medio debido a una tendinitis en la muñeca y a una distensión en el antebrazo.

Tanaka será el abridor para el tercer partido de la serie en la que los Bombarderos visitan al Marineros de Seattle. El serpentinero nippon así ocupará el puesto del alicaído zurdo Chris Capuano, quien ha sido el punto más flaco de la rotación de abridores con marca de 0-3 con 6.39 de efectividad (ERA).

Aunque el dirigente Joe Girardi, y en general casi todos, aún no se fían de que el brazo del lanzador japonés esté en condiciones óptimas, la decisión para devolverlo al equipo ya se anticipaba desde la semana anterior.

“Sólo me quería asegurar de que él se sentía bien, que se sentía listo”, manifestó Girardi ante la prensa en Seattle. “Y ahora ya se siente bien”.

Y si bien los Mulos ya degradaron a Capuano al bullpen, aún no queda claro a qué jugador enviarán a las menores para hacer espacio para Tanaka en la plantilla de 25 jugadores. Además está el problema de los zurdos.

Con el movimiento, el Yankees tiene ahora a cinco lanzadores siniestros compartiendo banca con los diestros Dellin Betances y David Carpenter, dos fijos en la estrategia de Girardi.

El retorno de Tanaka no pudo tener escenario más propicio pues fue durante una visita a Seattle el 11 de junio del año pasado que él tuvo lo que se podría considerar como su última salida dominante antes de que sus problemas en el brazo de lanzar afloraran.

Ese día le recetó 11 ponches a los navegantes de Robinson Canó y puso su marca en 10-1, con lo que se perfilaba como candidato casi seguro al premio Cy Young de la Liga Americana y quizás hasta novato del año. Pero no pasó ni un mes antes de que todo eso se viniera abajo cuando se anunció que Tanaka quedaría fuera por una inflamación en el codo.

Casi un año después, y con apenas cuatro apariciones en la temporada (2-1, 2.84 ERA), Tanaka volverá al montículo del Safeco Field para tratar de callar las bocas de quienes piensan (pensamos) que ese brazo reventará antes de que termine la campaña.

Para prevenir eso, se debe esperar a que Girardi limite a no más 90 lanzamientos al lanzador que les costó $155 millones la temporada anterior.

“Quiero sacarle el mayor provecho a esta oportunidad. Saldré a dar lo mejor de mí”, dijo Tanaka a la prensa a través de su intérprete.