Una muerte temprana en Rikers Island abre debate

El suicidio de Kalief Browder ocurre mientras en el Senado Estatal no avanza el proyecto de ley para elevar la elevar la edad de las condenas a menores

El suicidio el fin de semana de Kalief Browder a los 22 años en El Bronx tiene a los políticos y a opinión pública debatiendo algo que paralelamente se discutía en el Senado Estatal pero que no aún no se aprobaba.

Browder no pudo superar las consecuencias nefastas que como menor tuvo al estar encarcelado en Rikers Island bajo confinamiento solitario y siendo víctima de golpes y tortura psicológica.

Con la campaña ‘Raise the age’, se busca que el sistema judicial eleve a 18 años la edad en la que los menores infractores reciben tratamiento como adultos. El proyecto de ley no se ha firmado en la Asamblea ni en el Senado Estatal donde se quedó frenado por razones de presupuesto. El vocero del presidente de la Asamblea anticipa que será aprobado por la mayoría demócrata antes del cierre de la legislatura el 17 de junio. Otra suerte puede correr en el Senado controlado por los republicanos.

Tarde para Kalief Browder, pero los cambios se han hecho al menos en la ciudad. “El alcalde Bill de Blasio eliminó el confinamiento solitario como el que experimentó esta víctima y ya están separados por edades” confirmó a El Diario Juan Cartagena director de Latino Justice y uno de los defensores de la campaña Raise the age.

Lo que más preocupa a Cartagena son las cárceles en el resto del estado. “No sabemos si se han adoptado los cambios positivos que se han hecho acá”.

El alcalde manifestó el lunes que él y su esposa estaban entristecidos por la muerte de Browder y que el reportaje de 2014 sobre él en la revista New Yorker los animó a luchar por mejores condiciones para los menores encarcelados en la ciudad. “Desde entonces nos aseguramos que ningún neoyorquino pase un día en la cárcel, sin antes pasar por la corte y que se den los servicios necesarios de salud mental”.

La penitenciaría de Rikers Island ha estado bajo escrutinio desde hace un año por denuncias de brutalidad contra menores y mal tratamiento a personas con enfermedades mentales.

En 2014 Benjamin Van Zandt también se suicidó en una cárcel de adultos en Fishkill después de haber sido condenado a los 17 por provocar un incendio.

Cuomo lucha por los menores

Sólo hace pocas semanas el gobernador Andrew Cuomo, había insistido en su propuesta de elevar la edad en la que se evitaría que jóvenes de 16 y 17 sean tratados como adultos y que se remueva a todos los menores de prisiones de adultos.

La propuesta evitaría además que los menores de 18 que sean encarcelados por crímenes no violentos lleguen a prisiones con adultos donde enfrentarían abusos y se disminuirían sus chances de rehabilitación.

Algunos representantes a la Cámara en Washington que representan el estado de Nueva York han apoyado la propuesta del gobernador.

En un e-mail a El Diario el congresista José E. Serrano criticó que Kalief Browder haya terminado en una cárcel por tres años, sin tener un juicio, por ser acusado de robar una mochila. “Las tristes experiencias lo impactaron por el resto de su vida.  Tenemos que enfrenta la criminalidad de los jóvenes de una manera más sensible sin herir sus chances de un futuro mejor”.

La congresista Nydia M. Velázquez dijo que la muerte de Browder “era otro ejemplo de la necesidad de una reforma significativa al sistema de justicia criminal que proteja a los derechos de los neoyorquinos.

Nueva York es uno de los dos estados donde la edad de responsabilidad criminal es debajo de los 18 años. Un reporte del estado calcula que hay alrededor de 800 menores en prisiones locales y estatales en su mayoría negros o hispanos.

Melanie Hartzog, directora de Children’s Defense Fund, reconoció que los jóvenes encarcelados tienen un 37% más de posibilidad de cometer suicidio que los adultos. “Pedimos al gobernador y a los legisladores a elevar la edad y remediar la situación antes del cierra de la legislatura”