Seis errores financieros comunes

Con estas medidas puede ahorrar mucho dinero y dolores de cabeza
Seis errores financieros comunes
A largo plazo, los errores financieros pueden resultar muy costosos.

Todos cometemos errores y aprendemos de ellos. En lo concerniente a las finanzas, no es conveniente adoptar el enfoque de la prueba y el error. Evitar cometer algunos de los siguientes errores financieros comunes puede ahorrarle mucho dinero y dolores de cabeza.

  1. Retirar fondos de una cuenta de jubilación para pagar préstamos. Si rescata fondos de sus cuentas de jubilación antes de determinada edad, puede que se le apliquen importantes sanciones en el ámbito del impuesto sobre la renta. Incluso de no aplicarse sanciones, si retira de una vez todos los fondos de una cuenta, puede quedar comprendido en una categoría impositiva más alta.

Los importes que retira antes de los 59 años y medio se denominan distribuciones anticipadas o prematuras. Pueden estar sujetas a un impuesto adicional del 10%. (Como siempre, hay algunas excepciones a esta regla, por lo tanto, consulte a un contador o asesor financiero idóneo o al Servicio de Rentas Internas.)

La Gran Recesión obligó a muchas personas a usar los fondos de sus cuentas de jubilación para pagar crecientes facturas y préstamos. Ésta fue una medida de último recurso, pero la moraleja de esta historia es la siguiente: si tiene que efectuar una distribución, al menos debe entender las consecuencias impositivas desde el vamos y atenuar el impacto de las mismas.

  1. Dejar pasar las fechas para hacer transferencias entre cuentas de jubilación.Usted puede hacer movimientos con su patrimonio al recibir un cheque de una cuenta de jubilación calificada y depositarlo en otra dentro de 60 días calendario.

Si deja pasar la fecha límite, el IRS considerará que ese importe es una distribución gravable. Además, el proveedor de su plan 401(k) efectúa una retención del 20% por el impuesto sobre la renta federal. Usted debe agregar fondos de otras fuentes para equiparar la distribución bruta con el fin de evitar posibles sanciones impositivas.

¿Cuál es la lección a aprender aquí? En la medida de lo posible, transfiera importes de sus cuentas usando la modalidad de transferencia entre fiduciarios. Solicitar al depositario de su cuenta que remita los fondos directamente a otro depositario puede ser una mejor alternativa para consumar una transferencia.

  1. No actualizar la lista de beneficiarios. Olvidarse de eliminar el nombre de su excónyuge como beneficiario de sus cuentas de jubilación o pólizas de seguro es algo que suele suceder. Como resultado de ello, esas cuentas o pólizas no redundarán en beneficio de sus hijos, de su nuevo cónyuge o de otros seres queridos. Verifique las designaciones de sus beneficiarios una vez al año y cuando ocurra un cambio importante en su vida, por ejemplo, un matrimonio, un divorcio o un nacimiento.
  2. No redactar un testamento. Si no tiene un testamento, al fallecer, las leyes de sucesión ab intestato determinan quiénes recibirá sus activos. Redactar un testamento ayuda a tener en sus manos las riendas de estas importantes cuestiones. Converse con un abogado sobre la elaboración de un testamento que documente cómo desea que se disponga de sus bienes cuando ya no esté. Una vez que redacte su testamento y designe a los beneficiarios o curadores testamentarios, revíselo aproximadamente cada dos o tres años y cuando ocurra un cambio en su vida.
  3. No otorgar poderes. Un poder es un documento importante que le permite seleccionar a una persona responsable (generalmente, su cónyuge o un familiar de confianza) para que tome decisiones en su nombre. Esta persona puede acceder a sus finanzas y ayudar a pagar facturas y gastos médicos, y firmar declaraciones de impuestos.

Si no tiene un poder vigente y sufre una discapacidad, su familia deberá recurrir a los tribunales para solicitar curatela. Este proceso suele llevar meses y es sumamente costoso, por lo tanto, suma presiones financieras.

La lección a aprender aquí: hable con un abogado para que lo ayude a seleccionar un poder y, durante esa reunión, converse sobre los poderes para tomar decisiones de atención médica, en virtud de los cuales su mandatario tomará decisiones médicas en su nombre, en caso de que usted no pueda expresar sus deseos.

  1. Renta vitalicia con cobertura para una sola persona. Cuando empiece a recibir los beneficios de su pensión, podrá optar por recibir pagos durante su vida solamente o durante su vida y la de su cónyuge. Esta decisión es irrevocable.

El pago mensual de las rentas vitalicias con cobertura para una sola persona es más alto que el pago mensual de las rentas vitalicias con cobertura para dos personas. Muchas personas suelen elegir la opción que brinda el pago más alto. No se dan cuenta de que, al fallecer, su cónyuge puede terminar dependiendo únicamente del seguro social.

Usted puede pensar que sobrevivirá a su cónyuge o que su cónyuge no necesitará los ingresos, pero nadie puede predecir el futuro. Consulte con un asesor financiero para saber cuáles son los planes de pensión disponibles entre los que puede elegir y sus necesidades de ingreso.

– Heidi Clute/AdviceIQ

Siga a AdviceIQ en Twitter, en @adviceiq
Heidi Clute, CFP®, es la accionista mayoritari de Clute Wealth Management con sede en South Burlington, VT y Plattsburgh, NY, una empresa independiente que brinda servicios de planificación estratégica en materia financiera y de inversiones para individuos y pequeñas empresas en la región del Champlain Valley de New York y Vermont. Los títulos se ofrecen a través de LPL Financial, miembro de FINRA/SIPC. Para consultar una lista de los estados en los que la empresa está registrada para operar, visite www.clutewealthmanagement.com.
AdviceIQ publica artículos de calidad sobre finanzas personales, escritos por asesores financieros y editores de AdviceIQ. Clasifica a los asesores de su área por especialidad, incluyendo a pequeñas empresas, doctores y clientes de recursos modestos, por ejemplo. Aquellos que registran el mayor número de clientes en una determinada categoría de especialidad se clasifican en los puestos más altos. Asimismo, AdviceIQ examina los asesores clasificados de modo que sólo participen aquellos con historiales reglamentarios impecables. AdviceIQ fue lanzado el 9 de enero de 2012 por ejecutivos, editores y tecnólogos experimentados de Wall Street. En este momento, los inversionistas podrán ver muchas clasificaciones de asesores, si bien en algunas áreas se clasifican solo unos pocos. Consulte la clasificación con frecuencia, ya que miles de asesores son en este momento analizados por AdviceIQ. Aparecen nuevos asesores clasificados a diario.