Cómo ahorrar en las pólizas de automóviles

Para que las primas del seguro no se conviertan en una carga, siga estos consejos expertos
Cómo ahorrar en las pólizas de automóviles
Analice las opciones de seguro disponibles en el mercado antes de tomar una decisión.

Sin dudas, las pólizas de seguro son uno de los males necesarios de todo conductor. Sin embargo, usted podrá poner más dinero en su bolsillo (y en su tanque de nafta), siguiendo algunos pasos simples para reducir la prima del seguro del automóvil, sin sacrificar la cobertura.

Las pólizas de seguro del automóvil protegen al conductor y a los pasajeros de los eventuales problemas financieros que pueden surgir a causa de un accidente o de otro incidente relacionado con un vehículo. Por lo general, se brinda en dos modalidades. La cobertura de responsabilidad civil paga los gastos médicos de las personas que sufrieron lesiones a causa de un accidente con su vehículo del que se le atribuyó responsabilidad; la cobertura de daños patrimoniales paga la reparación o reposición del vehículo y otros bienes afectados por su vehículo.

La cobertura contra colisión le brinda protección ante un accidente del que sea responsable o ante un accidente que involucre a un solo vehículo y también cuando su vehículo resulta dañado al chocar contra un conductor que no posee seguro o se da a la fuga.

Si bien las tarifas varían mucho según sus antecedentes de conducción, su edad y el tipo de vehículo que desea asegurar, las primas pueden hacerlo descarrilar. La prima nacional de una póliza contra todo riesgo asciende, en promedio, a $1,311 al año, aunque las tasas varían mucho según el estado y oscilan desde $805 en Maine hasta $2,476 en Michigan.

Por lo tanto, reducir el gasto es fundamental. Evalúe lo siguiente:

Incrementar el deducible. Si nunca ha sufrido un accidente o ha pasado mucho tiempo desde el último, es posible que esté pagando una prima muy alta si sus deducibles son bajos, aproximadamente entre $0 y $250. Al igual que sucede con muchas pólizas de seguro, incrementar el deducible puede reducir el valor de la prima.

Dar de baja a la cobertura contra todo riesgo. Si tiene un vehículo más antiguo, de 10 años de antigüedad o más, dar de baja la cobertura contra todo riesgo y contra colisión puede ayudarlo a ahorrar dinero. Generalmente, el valor de su vehículo disminuye a medida que incrementa su antigüedad.

Ésta puede ser también una buena alternativa de cobertura para conductores adolescentes. Ponga un vehículo barato y confiable a disposición de sus hijos adolescentes, con una cobertura que incluya solamente límites de responsabilidad elevados.

Aproveche los paquetes. Muchas compañías de seguro individuales ofrecen descuentos bastante importantes si utiliza una única aseguradora para cubrir su vehículo y su vivienda (sea propia o arrendada), como también para adquirir un seguro de vida.

Además de ahorrar al obtener un descuento por las diversas pólizas, si trata con una sola aseguradora, se le facilitará la tarea de llevar seguimiento de sus coberturas y pólizas.

Compare precios. No recomiendo cambiar de compañía de seguro cada seis meses o una vez al año – esta estrategia puede terminar incrementando el valor de sus primas-, pero sí es conveniente buscar siempre la mejor cobertura, al mejor precio.

Las calculadoras en línea, por ejemplo, las incluidas en los propios sitios de las aseguradoras y en sitios como Bankrate, Esurance o NerdWallet, pueden ayudarle a establecer un equilibro entre el costo y la cobertura.  Antes de usar una de estas herramientas, conviene observar si está relacionada con alguna compañía de seguros en particular.

Si bien en ocasiones el precio puede ser un factor muy importante, evalúe qué prestaciones obtiene a cambio. Algunas aseguradoras ofrecen mejores precios que la competencia y, si alguna vez presenta un reclamo o necesita comunicarse con el departamento de atención al cliente de la aseguradora, lamentará no haber pagado un poco más para recibir un servicio de mejor calidad.

En primer lugar, comuníquese con su actual aseguradora (y con otras) para que le expliquen cómo puede ahorrar en el valor de la prima. Tenga cuidado con las ofertas de pólizas que tienen un precio inicial sumamente bajo y que luego incrementan drásticamente el valor de las primas después de los primeros seis meses o en la fecha de renovación anual.

– Sterling Raskie/AdviceIQ

Siga a AdviceIQ en Twitter, en @adviceiq.
Sterling Raskie, CFP, es un asesor de planificación financiera independiente por honorarios de  Blankenship Financial Planning con base en New Berlin, Ill. Es profesor adjunto de matemáticas, finanzas, seguros e inversiones. Consulte su blog, Getting Your Financial Ducks in a Row, donde escribe habitualmente acerca de temas referidos a planificación financiera, inversiones y planes de jubilación.
AdviceIQ publica artículos de calidad sobre finanzas personales, escritos por asesores financieros y editores de AdviceIQ. Clasifica a los asesores de su área por especialidad, incluyendo a pequeñas empresas, doctores y clientes de recursos modestos, por ejemplo. Aquellos que registran el mayor número de clientes en una determinada categoría de especialidad se clasifican en los puestos más altos. Asimismo, AdviceIQ examina los asesores clasificados de modo que sólo participen aquellos con historiales reglamentarios impecables. AdviceIQ fue lanzado el 9 de enero de 2012 por ejecutivos, editores y tecnólogos experimentados de Wall Street. En este momento, los inversionistas podrán ver muchas clasificaciones de asesores, si bien en algunas áreas se clasifican solo unos pocos. Consulte la clasificación con frecuencia, ya que miles de asesores son en este momento analizados por AdviceIQ. Aparecen nuevos asesores clasificados a diario.

?>