Exigen reforma o cierre de la cárcel de Rikers

Docenas critican el encarcelamiento de inmigrantes y de menores en la correccional de Queens
Exigen reforma o cierre de la cárcel de Rikers
Denise Romero, de 'Black Lives Matter', habla frente a la entrada de la isla prisión en Queens.

El hermano de Denise Romero (23) estuvo un mes detenido en la cárcel de Rikers al norte de Queens hace dos años. Al salir luego fue arrestado por oficiales de inmigración, pero logró pelear su caso y quedarse en el país. La joven activista denuncia que la información del estatus migratorio se sigue compartiendo entre las agencias, pero más ahora, las condiciones que llevaron al reciente suicidio de Kalief Browder, quien no pudo superar el trauma de tres años allí tras las rejas sin ver un juez.

Romero fue una de los alrededor de treinta asistentes que gritaron bajo la lluvia el sábado frente al acceso a la isla en East Elmhurst y quienes piden su cierre. La mexicana, integrante de la Organización Internacional Socialista y también ‘Black Lives Matter’, cursa Estudios Latinoamericanos en La Guardia.

“Nuestras demandas parecen radicales, pero mira la manera tan extrema como tratan a muchos menores y a los inmigrantes. Se supone que la gente está acá por periodos cortos y mira lo que pasó con Kalief que estuvo tres años en condiciones de tortura y violación de los derechos humanos”.

Romero dice que en vez de expandir la policía como se decidió esta semana con la próxima incorporación de 1,297 miembros, “se debería usar ese dinero para programas de recuperación y resocialización”.

LEE TAMBIÉN: 
Suicidio de recluso estremece a Rikers Island

FBI arresta a oficiales de Rikers Island por muerte de recluso en 2012

Suicidio en Rikers Island reabre debate sobre menores encarcelados

Conmoción por suicidio de joven que pagó años de cárcel sin tener juicio

Acuerdan plan para reformar la cárcel de Rikers Island

Arly Cornejal (19), también mexicana, estudia sociología en Hunter Collegue. Antes del cierre pide una reforma. Ha oído muchas historias tristes. “Las cárceles son privatizadas y eso significa que las condiciones son malas, la comida es mala y no hay educación ni regeneración”, dice la integrante de CUNY Prison Divest. “Cuando se invierte en las cárceles, ellos quieren llevar más gente y obtener dinero del estado”.

“Cerraremos Rikers”, gritaba la reducida pero exaltada asistencia.

“Queremos que cierren Rikers porque es como un campo de concentración y todavía sentimos el abuso que Kalief Browder sintió”, dijo un activista que sólo reveló su seudónimo de Dank X, miembro del grupo Revolutionary Underground. “Kalief denunció el encarcelamiento solitario y escribió que su muerte al final sería responsabilidad del estado. Estos chicos deben estar con consejeros no con guardas penitenciarios”.

Dank X exigió que el país siga la ley internacional de los derechos de los niños que dicta que los menores no deben ser detenidos en instalaciones con adultos.

Resist Rikers es una iniciativa de ex detenidos y sus amigos y familiares que busca un mejor vivir para los menores que siguen  detenidos.

Las últimas semanas la ciudad logró un acuerdo para instalar miles de cámara de seguridad, la revisión de las políticas del uso de la fuerza cuando sea requerida y  la mejoría en el reclutamiento de personal. También se usarán cámaras corporales y habrá veeduría externa. Los menores ahora están separados de los adultos y de personas con enfermedades mentales.