Editorial: Fondo para fianzas, un paso adelante

Nadie tendría que pasar días, semanas, meses y hasta años tras las rejas por delitos menores.

ENGLISH VERSION
La Ciudad de Nueva York ha dado un paso en la dirección correcta al establecer un fondo de 1.4 millones de dólares para cubrir las fianzas de infracciones menores cometidas por personas sin antecedentes penales que no están en condiciones de pagar.

Nadie tendría que pasar días, semanas, meses y hasta años tras las rejas por delitos menores. Lamentablemente sucede todo lo contrario, las cárceles están llenas y no precisamente de criminales de alta peligrosidad.

Por ejemplo, hay muchos jóvenes privados de su libertad que merecen una segunda oportunidad. El caso más reciente que conmocionó a los neoyorquinos fue el suicidio de un joven que pasó tres años preso por robarse un mochila. Esto se agrava con el atenuante de que Nueva York continúa siendo uno de los dos estados que todavía juzga a los chicos como mayores. A pesar de la presión de grupos de derechos civiles, fracasó en Albany la iniciativa “Suban la Edad (Raise the Age)” que proponía elevar a 18 años la edad en que los jóvenes entran en las mismas cárceles que los adultos.

Además a esto se suma el hecho de que la gran mayoría de víctimas de excesivos arrestos por delitos menores son latinos y negros.

Aunque la ayuda para pagar las fianzas se limita a los cinco condados y según algunos críticos solo beneficiará a un bajo número de personas, abre una ventana para avanzar hacia otras reformas al sistema de justicia criminal.

No podemos seguir de brazos cruzados. No solo estamos hablando de un costo social sino económico. La ciudad gasta un promedio de $450 dólares diarios por cada preso. Hace dos años, casi 17,000 acusados no lograron reunir el dinero para costear fianzas de menos de $2,000.

Esperamos que medidas como esta sirvan de punto de partida para un debate serio sobre procesos y leyes que necesitamos cambiar.