California modifica su ley de reembolso para vehículos eléctricos

La antigua legislación recibió críticas por apoyar a familias con mayores ingresos
California modifica su ley de reembolso para vehículos eléctricos
El nuevo programa apoyará la compra de autos eléctricos para personas con menos recursos.
Foto: Suministrada

El programa “Clean Rebate” de vehículos limpios de smog de California ha ayudado a que los vehículos eléctricos e híbridos plug-in sean más accesibles para los residentes del estado desde 2010. Pero gran parte de la financiación del programa va a personas con ingresos relativamente altos.

Esta situación cambió este mes con el inicio de un nuevo calendario de reembolso basada en los ingresos, destinado a impulsar el poder de compra de un vehículo limpio en los hogares de menores ingresos, mientras se cortan fondos para los de mayores ingresos.

A partir del 1 de julio, los individuos y las familias con ingresos anuales de menos de tres veces el límite federal de pobreza, recibirán un reembolso de $4,000 para compra o arrendamiento de un vehículo eléctrico (EV), hasta $3,000 para un plug-in híbrido y $6,500 para compra o arrendamiento de un vehículo de células de combustible.

El viejo programa devolvía $2,500 para un vehículo eléctrico, $1,500 para un híbrido plug-in y $5,000 para un vehículo eléctrico de pila de combustible de hidrógeno.

El nivel de pobreza establecido por el Departamento Federal de Salud y Servicios Humanos se ajusta anualmente y este año es de $11,770 para un individuo y $24,250 para una familia de cuatro, para los estados del país (los niveles de ingresos son ligeramente más altos en Alaska y Hawaii).

Eso significa que una persona con un ingreso anual de hasta $35,309, o una familia de cuatro miembros con un ingreso anual inferior a $72,750, ahora puede calificar con hasta dos veces el monto del reembolso de los años anteriores. Una familia de seis podría ganar hasta $97,709 y todavía calificar para el reembolso más alto del estado.

Las personas con ingresos anuales superiores a $250,000 o familias con más de $500,000 en ingresos anuales no son elegibles para los descuentos para vehículos eléctricos e híbridos enchufables, pero todavía pueden calificar para el estándar de reembolso del estado por $5,000 para un vehículo eléctrico de pila de combustible, como un Toyota Mirai o un Hyundai Tucson fuel cell.

Una encuesta hecha por el centro para la energía sostenible del estado muestra que en los últimos tres años, el 16% de quienes recibieron rebajas de vehículos de “California Clean“, tenían ingresos anuales superiores a $300,000, y que el 77% de los descuentos se otorgó a individuos u hogares con ingresos superiores a $99,000 al año.

El programa de reembolso de California aprobado por los votantes y pagado sobre un recargo de las matriculaciones de vehículos, cuenta con $163 millones para la distribución de compras de vehículos limpios y arrendamientos, a partir de ahora y hasta el 30 de junio de 2016.

Los defensores del plan han argumentado durante años que el exceso de los incentivos para un vehículo limpio del estado, terminaba en poder de compradores que no necesitaban la ayuda, mientras que los descuentos disponibles no eran lo suficientemente altos como para ayudar a los residentes de bajos ingresos, que entran en el mercado de automóviles limpios.

Mientras que California es el primer estado con un sistema de descuentos basado en los ingresos, Washington ha tapado el costo de los vehículos enchufables que pueden calificar para incentivos de auto limpio, con la exención del impuesto sobre las ventas.

Los vehículos eléctricos y los híbridos enchufables que se venden por más de $35,000, no reciben la rebaja de impuestos.