Pon más atención en la sal que consumes

Estadounidenses consumen más sodio del recomendado, en muchos casos, sin darse cuenta
Pon más atención en la sal que consumes
El exceso de sal proviene mayormente de productos preparados.
Foto: EFE

Atlanta – La sal que se encuentra en el salero puede ser la menos preocupante; la que causa alarma es la que ni siquiera advertimos.

Pese a ciertos avances, los estadounidenses consumen a diario mucho más sodio del recomendado, lo cual los expone a un mayor riesgo de padecer presión alta y otras condiciones que aumentan el riesgo de sufrir enfermedades del corazón, de acuerdo con los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC).

Los datos más recientes de los CDC indican que más de la mitad de los estadounidenses están tratando de reducir la ingesta de sodio o prestar más atención a la cantidad que consumen diariamente.

No obstante, los estadounidenses, incluidos los menores de dos años en adelante, consumen aún en promedio cerca de 3,500 miligramos por día sin contar la sal de mesa, lo cual es una cantidad significativamente mayor al máximo de los 2,300 miligramos recomendados.

Cuidado con los alimentos procesados

Los CDC señalan que más allá del consumo de sal de mesa, el principal problema radica en el consumo de alimentos procesados con alto contenido de sodio o en aquellos productos como el pan, la pasta o el cereal, que muchas personas no asocian al mineral.

El informe resalta que tres cuartos del sodio contenido en la dieta de los estadounidenses proviene de alimentos procesados y comidas preparadas en restaurantes, lo cual dificulta las opciones de los consumidores al tratar de reducir el consumo de sodio.

Los CDC desarrollan diferentes iniciativas en coordinación con departamentos de salud estatales para trabajar con restaurantes y brindar opciones más saludables, además de ofrecer información detallada sobre el contenido nutricional de los platos que ofrecen.

Uno de cada tres adultos, lo que representa cerca de 70 millones de personas, en Estados Unidos padecen de presión alta y solo la mitad de ellos la tienen bajo control, de acuerdo con los CDC.

El consumo excesivo de sodio es uno de los mayores factores de riesgo para padecer de hipertensión, lo cual aumenta significativamente las probabilidades de padecer enfermedades del corazón y derrames cerebrales, que son la primera y quinta causa de muerte en Estados Unidos.

Los hispanos (68%) tienden en mayor proporción a no tener la presión arterial bajo control en comparación con los blancos no hispanos (54%).