Vamos por los $15 la hora

Los próximos días serán críticos para el movimiento que lucha por el aumento de salario mínimo a $15 en el estado de Nueva York. El grupo de trabajo que ha estado analizando si es viable o no este incremento dará a conocer sus recomendaciones.

El trabajador latino que hace malabares para subsitir con el salario actual de $8.75 tiene cifradas sus esperanzas en esta comisión para que sugiera al Departamento de Trabajo el incremento.

Durante el periodo de vistas públicas – que se inició el mes pasado- muchos han sido los testimonios que hemos escuchado. No se trata de un capricho sino de una necesidad urgente. Con la base salarial actual es casi imposible vivir en NY, solo en gastos de alquiler se va buena parte de los ingresos.

Veamos el caso de José Juarez, un repartidor de Domino’s Pizza, quien relató que con su sueldo no le queda otra que compartir el baño con nueve personas en su departamento. Pero para éste empleado latino eso es lo de menos. Lo que más le atormenta es que casi no puede pasar tiempo con su hijo porque tiene dos trabajos. “Salgo de casa a las 7:30 a.m. y a veces vuelvo a las 1:30 a.m. del día siguiente”, dijo en una de las audiencias. A pesar de tener dos ingresos ni siquiera puede ahorrar.

En cuanto a la Ciudad de Nueva York como tal, la Contraloría calcula que los condados de Queens y Brooklyn con más de 450,000 personas trabajando por el mínimo son los que más se beneficiarían de este aumento. En El Bronx y Manhattan 250,000 trabajadores y 230,000, respectivamente, verían mejorar su calidad de vidad, mientras que en Staten Island serían 52,800.

Si ampliamos el espectro, el impacto positivo de un mejor salario también se verá reflejado para la Ciudad porque los estudios indican que se traducirá en un gasto mayor en vivienda de $1,000 a $2,000 millones. En alimentación subirá el consumo entre $300 y $600 millones. Además, la Ciudad podrá ahorrarse de $200 a $500 millones en cupones de comida y Medicaid.

En conclusión: todos salimos ganando. Las autoridades tienen que poner estos números en la balanza. Necesitamos seguir el ejemplo de otros estados que ya han dado el salto a favor de la clase trabajadora que al final de cuentas es uno de los pilares que sostiene la economía. Vamos por los $15.