Vaticano: mexicanas relatan su experiencia en situación de esclavitud

Las jóvenes pidieron poner fin a la trata de personas
Vaticano: mexicanas relatan su experiencia en situación de esclavitud
Foro de alcaldes en el Vaticano.

Ciudad del Vaticano.- Dos jóvenes mexicanas pidieron en el Vaticano poner fin a la trata de personas y recordaron sus experiencias en situación de esclavitud, una obligada a ejercer la prostitución y otra sometida a trabajos forzados.

Lo hicieron en la apertura del foro “Esclavitud moderna y cambio climático: el compromiso de las ciudades”, que reúne en el Vaticano a 65 alcaldes de todo el mundo para debatir sobre estas dos lacras desde el punto de vista local.

La primera en tomar la palabra fue Karla Jacinto, una joven mexicana que rememoró ante los asistentes su infancia un ambiente familiar convulso en el que sufrió abusos físicos y sexuales.

“En mi familia no era feliz, mis hermanos me violaban y mi madre me odiaba”, señaló Jacinto.

Recordó el modo en el que cayó en una red de proxenetas al conocer a un muchacho que dijo estar enamorado de ella, que se convirtió en su proxeneta y la obligó a prostituirse durante años.

Lea también: Culpables de prostituir y matar a jovencitas en Ciudad Juárez

Se quedó embarazada de él y recordó cómo tuvo que prostituirse hasta los ocho meses de gestación y que, tras dar a luz, le quitaron a su hija, a la que no pudo ver durante un año.

Ella “creía que toda la vida iba a ser así” hasta que acudió a la “Fundación Camino a Casa“, que le ayudó a salir de esta situación.

Con su testimonio en el Vaticano, Jacinto pidió el esfuerzo de las autoridades en la lucha contra la trata de blancas.

La otra mujer que intervino fue Ana Laura Pérez, que relató cómo fue esclavizada y obligada a trabajar sin descanso y en condiciones inhumanas en un taller de sastrería.

Lea también: Homicidios bajan 5% en México

Sufrió toda clase de golpes y vejaciones, obligada a trabajar encadenada y sin comer, hasta que consiguió escapar y denunciar los hechos con el apoyo de la Comisión Unidos Contra la Trata de Persona.

La jornada continuará con la intervención de alcaldes y autoridades locales de todo el mundo, como la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, o el de Bogotá, Gustavo Petro.

El papa Francisco participó en el foro la tarde del martes.

Alrededor de la web