Aunque sean gemelos, respeta su individualidad

El reto para los padres de gemelos es ayudarles a crecer como los seres únicos y auténticos que son
Aunque sean gemelos, respeta su individualidad
Los gemelos comparten un vínculo especial, pero son individuos.
Foto: Shutterstock

La llegada de un nuevo miembro a la familia siempre es motivo de alegría, pero también de muchos retos y responsabilidades para los padres, y aún más si reciben la sorpresiva noticia de que vienen por partida doble. En casos como éste, casi siempre surge una gran cantidad de preguntas, sobre todo las que tienen que ver con la crianza y la educación de los pequeños, y en torno a cómo hacer que esos seres idénticos sean individuos en su condición de gemelos.

David Arrieta, terapeuta familiar, señala que “aunque los hermanos gemelos comparten un vínculo especial porque se conocen desde el útero, han convivido y compartido el mismo espacio, se tocan y escuchan desde el comienzo de sus vidas, son dos personas completamente diferentes que piensan, sienten y pueden decidir por ellos mismos. Por eso es necesario desde que nacen, darles un trato exclusivo e individual a cada uno”.

En búsqueda de su individualidad

gemelas

Uno de los factores esenciales para que un pequeño tenga buena salud emocional es que desarrolle su personalidad. En el caso de los gemelos, explica el especialista, desde el nacimiento influye el modo en que los padres los educan y tratan; de eso dependerán sus actitudes y forma de ser en el futuro.

Por eso, recomienda 6 puntos clave para dar su espacio a cada uno y que crezcan sabiendo que son seres individuales:

  1. Evitar referirse a ellos como “los gemelos”, utilizar su nombre es lo correcto. Padres y familiares deben distinguirlos y tratarlos de forma individual, ellos se reconocerán de esa manera.
  2. Vestirlos de forma diferente. Es común encontrar en todos lados ropa “exclusiva para gemelos”: prendas idénticas que suele regalarse con frecuencia. Si se tienen en casa, una opción es combinar una camisita de un conjunto con el pantalón de otro, o utilizar accesorios como gorras o baberos con diferentes estampados.
  3. Dejar de lado las comparaciones y no confundir lo que son con lo que hacen, ya que no todos tenemos las mismas destrezas. Un error muy frecuente es forzar a uno de ellos a que imite a su hermano porque en él se observan mayores habilidades para alguna actividad que destaca en la familia.
  4. Respetar sus gustos y descubrir a cada uno de los hijos. Investigar sus intereses: si a uno le gusta el fútbol, otro el básquetbol, a una la danza y a la otra la natación, la idea es apoyarlos a continuar cada quien en lo que más le agrade.
  5. Corregirlos de manera individual. Muchos papás generalizan todo cuando son gemelos, hasta los regaños. Esto puede ocasionar que se hagan dependientes creyendo que comparten responsabilidades, aunque el otro no haya hecho nada.
  6. Dar a cada uno sus propias cosas. Que cada niño disponga de sus juguetes, guardarropa, zapatos y demás cosas que utilicen.

Por último, el especialista explica: “El hecho de que los hijos gemelos pasen mucho tiempo juntos no significa que tienen que realizar las mismas actividades. De esta manera se dan cuenta de que pueden hacer las cosas por ellos mismos. Además, cada uno de los padres debe dedicar un tiempo y un espacio a cada uno, ya que estimula el sentimiento de que son únicos y auténticos”.

– Noemí Tapia

Colaboración Fundación Teletón
“Sé responsable de tu destino”        
celeste@teleton.org.mx