COLUMNA/giraldo en 3 y 2

Decisiones costosas y errores caros

Por aquellos extraños vaivenes propios de la mitología yankee hay días, como ayer, en que resulta inevitable no acordarse de George Steinbrenner. Cuando el equipo parece quedarse sin respuestas y cuando los bates millonarios de A-Rod, Teixeira y Beltrán no producen nada, es indispensable echar mano de la memoria para acordarse como resolvía estas crisis y otras menores y peores, el ‘Boss’.
Un golpe a la mesa bastaba para estremecer el establecimiento y traer soluciones a tiempo. A cualquier costo. Decisiones costosas, pero oportunas para resolver la incertidumbre que nace de ver a los Bombarderos bombardeados en su propio fortín. Algo para espantar los nervios de ver la temida ofensiva de los Yankees producir una carrera en 27 entradas frente al pitcheo hermético de los Azulejos.
La serie que terminó ayer en El Bronx con barrida de tres victorias para Toronto deja establecidas las diferencias entre los que deciden a tiempo y los que se tardan. Toronto gastó (y compró talento) en Troy Tulowitzki y David Price, ahora pilares de un equipo que suma nueve victorias en diez juegos y que presenta credenciales legítimas para pelear por la División Este de la Liga Americana que parecía ser propiedad de los Yankees.
La distancia ahora es de un juego y medio, todavía para la tropa de Joe Girardi, pero la catástrofe de esta barrida subraya la diferencia entre los que deciden a tiempo, para ganar y los que dudan y pierden.