Empresas deben invertir en integración de trabajadores inmigrantes

Estudio ofrece ideas que incluyen el patrocinio de la residencia permanente y talleres de capacitación laboral en el idioma materno de los empleados
Empresas deben invertir en integración de trabajadores inmigrantes
/Shutterstock

Si la competitividad mundial de EEUU depende en buena parte de la capacitación de los trabajadores, como suelen argumentar tanto políticos como empresarios, entonces las empresas deben invertir en la integración de la fuerza laboral inmigrante.

Esa es la conclusión de un estudio divulgado este martes por el Instituto Urbano, que examinó las formas en que las empresas, grandes y pequeñas y en todos los sectores de la economía, pueden fomentar la integración de los trabajadores inmigrantes, que en 2013 totalizaron 24 millones y son una creciente parte de la fuerza laboral.

“Lo que quisimos demostrar con este estudio es que el invertir en los trabajadores inmigrantes es una apuesta en la que todos ganan: ganan los trabajadores porque reciben más capacitación y ganan los empleadores con una fuerza laboral diversa y mejor adaptada”, explicó a este diario la autora del estudio María Enchautegui.

Lea también: EEUU lanza una nueva campaña en Centroamérica para evitar inmigración ilegal

“Las prácticas que adopten las empresas pueden mejorar significativamente tanto la productividad de sus empleados como su calidad de vida. EEUU no tiene una política de integración nacional, y por lo tanto recae sobre las compañías formular sus propias prácticas”, señaló la investigadora.

El estudio fue divulgado en unos momentos en que aumenta el apoyo del empresariado a una reforma migratoria integral que, no obstante, permanece congelada en el Congreso.

Las empresas que invierten en la integración de sus empleados registran mejores niveles de productividad y promoción interna y lealtad de los trabajadores, según el análisis.

Lea también: Necesarios $83 millones para apoyar alivios migratorios

En EEUU, más de uno de cada seis empleados son inmigrantes, ó 24 millones en 2013. De éstos, el 25% no domina el inglés, el 26% carece de un diploma de secundaria, y el 52% no ha obtenido la ciudadanía estadounidense.

Las barreras del idioma y las dificultades para transferir credenciales y diplomas obtenidos en el exterior son algunas de las trabas que afrontan los trabajadores inmigrantes para su avance social.

Por ello, el Instituto Urbano ofrece varias recomendaciones que, apoyándose en la experiencia de sindicatos, organizaciones inmigrantes y agencias públicas, las empresas pueden adoptar para mejorar la integración de sus empleados, incluyendo:

Programas de enseñanza del inglés.-  Los de mayor éxito se ofrecen durante la jornada laboral y se adaptan a las metas de la empresa, al ambiente y las tareas de los empleados y, gracias al internet, algunas clases pueden tomarse en línea.

Programas de ciudadanía.-  Talleres y clases de preparación para obtener la ciudadanía aportan enormes beneficios, en particular en empresas y sectores de la economía que exigen permiso o autorización de seguridad del gobierno. Algunas empresas ofrecen contribuciones parciales, o préstamos sin interés para costear los trámites de ciudadanía, y éstos se pueden pagar a través de deducciones en la nómina.

 Capacitación laboral para todos.- Los mejores programas toman en cuenta el nivel educativo y de conocimiento del inglés de los trabajadores y, de ser posible, los combinan con clases de inglés.

Las empresas pueden ofrecer talleres de capacitación en el idioma materno de sus empleados y utilizar a expertos bilingües y materiales gráficos, especialmente en empresas con trabajadores temporales.

Evaluación de destrezas obtenidas en el exterior.- El estudio recomienda evaluar la experiencia, destrezas, certificados y credenciales educativos de cada solicitante de empleo, para aprovechar todo el potencial de cada trabajador.

Capacitación de Recursos Humanos en materia de Inmigración.-  El personal de recursos humanos a cargo de contrataciones debe tener conocimiento de las leyes de inmigración, en particular de las visas temporales, permisos de trabajo, proceso de ajuste migratorio y requisitos para el patrocinio de la residencia permanente.

Patrocinio para ajuste migratorio.-  Ante la escasez de mano de obra calificada, muchas empresas están patrocinando las visas de residencia permanente de sus empleados. En el año fiscal 2012, 143,000 extranjeros recibieron la “tarjeta verde” a través de sus empleadores.

El estudio también recetó a las empresas mejorar la diversidad en sus puestos gerenciales, para responder al cambiante rostro de su plantilla laboral; ofrecer referencia a servicios comunitarios que necesiten los empleados; incrementar los fondos de capacitación laboral como parte del paquete de beneficios, y cultivar las relaciones con organizaciones inmigrantes.

Lea también: Más indocumentados han cruzado la frontera en EEUU en junio