A reporte alarmista sobre inmigración le falta contexto

Cifras del Censo muestran que la inmigración indocumentada de México y Centroamérica parece haber aumentado en los últimos meses. Pero la fluctuación post recesión es normal y mantiene a la población extranjera por debajo de la proporción de inmigrantes europeos de 1890.
A reporte alarmista sobre inmigración le falta contexto
Foto: Mark Wilson / Getty Images

Los Ángeles.- Un análisis de cifras del Censo publicado este miércoles en la noche por el Centro para Estudios de Inmigración (CIS), con sede en Washington, anunciaba con alarmismo que en el segundo trimestre de 2015, “la población inmigrante en los Estados Unidos alcanzó la cifra record de 42.1 millones”.

El Censo indicó que la población inmigrante aumentó en 1.7 millones, pero tradicionalmente al menos 1 millón de inmigrantes entran legalmente a Estados Unidos cada año.

Las cifras del Censo indican un aumento de la población mexicana, después de un descenso constante entre los años 2009 y 2013, durante los cuales hubo una recesión importante en Estados Unidos y algunas mejoras económicas en México.

report_immigration

De hecho, la población de origen mexicano aumentó en 740,000 personas entre 2014 y 2015, pero esta cifra incluye tanto a residentes legales como a indocumentados. Como la inmigración regularizada suele no variar mucho y estar dictada por cuotas migratorias, lo lógico es que la mayor parte del incremento provenga de un aumento de indocumentados.

No obstante, los aumentos cíclicos en la cantidad de indocumentados llegando al país forman parte del flujo migratorio normal en Estados Unidos. El fin de la “Gran Recesión”, y el aumento en la violencia tanto en México como en varios países de Centroamérica al parecer está empujando a más personas a arriesgar el cruce fronterizo.

Lo que CIS no destacó en el reporte en el que habla de “un récord”, es que aún con ese aumento, el porcentaje de inmigrantes que entran a Estados Unidos sigue siendo menor que durante los años de mayor auge de la inmigración europea. “Los inmigrantes son el 13.3% de la población total del país, la mayor proporción en 105 años”, indica CIS.

immigration

El Censo indica que la proporción más alta se dio en 1890, cuando 14.8% de la población estadounidense había nacido en el extranjero.  Ese número bajó hasta 1970, cuando comenzó a subir de nuevo debido a cambios en las leyes que dejaron de limitar la inmigración de América latina y Asia, a favor de la inmigración Europea, como hasta entonces.

“El número de inmigrantes en los Estados Unidos es ahora enorme”, señala CIS, que preconiza no sólo que se luche contra la inmigración indocumentada, sino que se reduzca la inmigración legal dictada por la ley actualmente. No obstante, en el mismo párrafo reconocen que “la mayoría son legales”.

El reporte fue copiado casi al caletre por numerosos medios, particularmente los conservadores, y algunos que no lo son tanto, pero pocos se molestaron en analizar las cifras o ponerlas en el contexto adecuado.

A continuación lo hacemos nosotros:

  1. La cifra de 42.1 millones de Estados Unidos incluye a todos los que viven en Estados Unidos de forma permanente y que nacieron en otro país: inmigrantes naturalizados, residentes legales e inmigrantes indocumentados.
  2. Este número ha crecido continuamente a través de los años, especialmente desde mediados de los años sesenta. Al mismo tiempo la población estadounidense también ha crecido.
  3. El porcentaje de inmigrantes en Estados Unidos sigue siendo, hoy, más bajo de lo que fue en los puntos más álgidos de la inmigración europea.
  4. Tres cuartas partes de esa población inmigrante que vive en Estados Unidos está aquí LEGALMENTE.
  5. Las fluctuaciones en la inmigración ilegal de acuerdo a las condiciones económicas del país receptor y las condiciones económicas y de seguridad de los países emisores son CICLICAS y NORMALES. Esto prueba que la gente no migra sin motivos, sino porque algo los empuja y algo los atrae: trabajos y seguridad.
  6. Hay que tener en cuenta la fuente. El Centro para Estudios de Inmigración es un conocido think tank asociado a las organizaciones FAIR y Numbers USA, el llamado “Tanton Network” ligado a ideas restriccionistas y pro eugenesia.